Categorías
Informática

¿Qué puedo hacer si mi ordenador portátil se calienta en exceso?

mi-portatil-se-calienta-mucho¿Tú portátil se calienta demasiado y muy rápido? ¿El ruido del ventilador es insoportable? Todos usamos portátiles y es el principal problema que surge con el paso de los años o el uso continuado de estos equipos. En este artículo vamos a analizar las causas y consecuencias y qué medidas podemos tomar ante esta situación. 

Cuando un ordenador portátil se calienta demasiado también se generan otros problemas que hacen incómodo su uso y empeoran su rendimiento. Un exceso de temperatura hace que los ventiladores funcionen más rápido, haciendo más ruido.

Por otro lado, puede resultar incómodo poner nuestras manos y muñecas sobre el portátil sobrecalentado para escribir o jugar. Además, en algunas situaciones de sobrecalentamiento puede llegar a apagarse nuestro equipo. 

En numerosas ocasiones tenemos a creer que es un problema interno que no tiene solución, lo cual, nos hace pensar que debemos cambiar de portátil. Sin embargo, muchas veces se puede tratar de un problema temporal producido por una aplicación concreta o una cuestión de mantenimiento y limpieza.

Por lo tanto, vamos a analizar las causas y las soluciones para evitar que nuestro portátil se caliente. No obstante, si tras probar las diferentes opciones que aquí proponemos no consigues ningún tipo de mejoría, la opción más aconsejable será que tu portátil lo vea un técnico especializado.

¿Qué puedo hacer si mi portátil se calienta demasiado?

Medir la temperatura de tu portátil

openhardwaremonitorLa primera acción que puedes llevar a cabo para comprobar si nuestro ordenador portátil está calentándose en exceso es medir la temperatura. Obviamente, es una cuestión fácil de saber, ya que es algo de lo que nos percatamos por el calor que desprende y el ruido que produce el ventilador. Sin embargo, si medimos de manera precisa la temperatura de nuestro portátil, tendremos claro que realmente se está calentado demasiado y sabremos cuántos grados de más está soportando el equipo.

Hay varias formas de medir la temperatura de nuestro ordenador. Por un lado, la opción más sencilla y rápida es acceder a la información del sistema entrando en BIOS o UEFI.

Por otro lado, puedes descargar aplicaciones externas para esta tarea como, por ejemplo, Open Hardware Monitor. Con esta herramienta de código abierto podrás saber la temperatura exacta actual de tu portátil y cuál es la temperatura máxima recomendada.

Limpiar el exterior del portátil

spray-de-aire-comprimidoEn ocasiones, una limpieza exterior del portátil puede ayudarnos a que funcione mejor el sistema de ventilación, eliminando los posibles tapones que se generan en diferentes zonas del ordenador portátil. Esto puede servir para bajar la temperatura del CPU.

En este sentido, debes utilizar un spray de aire comprimido aplicándolo en las entradas de aire. De esta forma, saldrá toda la suciedad por las rejillas de salida que tenga el portátil. También puedes usar el spray por las rejillas de salida y después volver a aplicarlo en las de entrada. Así conseguirás sacar la mayor cantidad de suciedad y que no se quede nada en el interior. 

Por otro lado, es muy recomendable limpiar todo el exterior del portátil con un paño de microfibra. También existen otros tipos de productos y herramientas que podemos usar en la limpieza de la superficie de un ordenador portátil.

Limpiar el interior del portátil

Limpiar-el-interior-del-portatilSi has limpiado tu equipo desde el exterior como hemos explicado en el punto anterior, es posible que necesites limpiar el ordenador portátil profundidad. En ocasiones, el polvo y pelos que se acumula en el interior de nuestra CPU también se adhiere a las palas de los ventiladores, impidiendo que el sistema de ventilación funcione correctamente. 

Es posible que pienses que abrir el ordenador portátil no es una buena idea y que probablemente lo vas a romper. Sin embargo, es sencillo y con un poco de cuidado se puede hacer sin problema.

Lo primero, debe estar apagado y desconectado de la corriente, obviamente. Después, ábrelo con cuidado, extrae los filtros y límpialos con el paño de microfibra. También debes limpiar los circuitos internos. Para esta tarea te recomendamos usar una brocha pequeña con cerdas suaves. Con esta pequeña brocha conseguirás llegar a todas las partes del interior de tu portátil. Además, puedes usar el spray de aire comprimido, pero con cuidado de no dirigirlo directamente a los componentes internos. 

Una vez terminada la limpieza, cierra el portátil asegurándote de haber dejado todo como estaba. Si realizas este tipo de limpieza de tu portátil con cierta frecuencia, no te resultará nada difícil el proceso y conseguirás mantener tu portátil en perfecto estado. 

Colocar correctamente el portátil

soporte-para-portatilEs importante colocar el ordenador portátil en una superficie que favorezca la ventilación y no provoque el sobrecalentamiento. Por ejemplo, te recomendamos no apoyar el portátil sobre tus piernas, sobre un cojín u otras superficies que puedan tapar el sistema de ventilación de nuestro equipo. 

Es importante dejar espacio libre en torno al dispositivo, sobre todo en los laterales si se encuentran en ese lugar los conductos de ventilación. En general, debes evitar que esté tapada, incluso parcialmente, la zona del portátil donde se encuentra el sistema de ventilación.

Por otra parte, es interesante valorar la opción de comprar un soporte para portátil que nos permita una buena ventilación del portátil.

Usar una base refrigeradora

base-refrigeradora-portatilTodos los ordenadores portátiles llevan incorporadas unas pequeñas almohadillas de goma que sirven para que no se mueva y, por otro lado, para elevar unos milímetros el equipo y ayudar a que el portátil se enfríe, produciendo cierto flujo de aire en las rejillas inferiores.

En algunas ocasiones, este espacio es insuficiente, por lo que añadir una base refrigeradora a nuestro dispositivo nos puede ayudar a bajar la temperatura de nuestro portátil. 

Por lo tanto, una buena base refrigeradora puede ser una opción realmente interesante para nuestro portátil, ya que podemos bajar la temperatura hasta 10ºC. 

Cuidar el portátil de las fuentes de calor externas

En algunas situaciones nos resulta difícil controlar la temperatura ambiente a la que se encuentra nuestro portátil y esto también pueda afectar a que nuestro equipo se caliente de más.

Por eso, en la medida de lo posible debes usar tu ordenador portátil en estancias frescas y con buena ventilación. Un ambiente cerrado, hace que se acumule más polvo y suba la temperatura del equipo. Además, debes evitar situar el portátil en un lugar donde pueda tener la luz directa del sol, así como alejado de otras fuentes de calor como calefactores u otros dispositivos que puedan generen calor. 

Comprobar que no haya aplicaciones usando demasiados recursos

Hay veces, que no sabemos si una aplicación está funcionando de forma incorrecta o se ha quedado colgada, provocando que nuestro portátil se caliente demasiado por el exceso de recursos que está acaparando. Este sobreesfuerzo también puede ser la causa de que nuestro portátil esté trabajando a una temperatura excesiva.

Para comprobar si esto sucede, debes pulsar a la vez Control, Alt y Suprimir para que te aparezca el administrador de tareas. En el administrador de tareas vas a poder ver el porcentaje de CPU que está utilizando cada aplicación que se está ejecutando.

Si ves que alguna de las aplicaciones está utilizando un porcentaje excesivo, haz clic en finalizar la tarea. Esta acción debería hacer que baje la temperatura del portátil, al estar pidiendo menos trabajo al ordenador.

Comprar nuevos accesorios o componentes

El mercado pone a nuestra disposición diferentes accesorios que podemos adquirir para ayudar a bajar la temperatura de nuestro portátil.

Por ejemplo, existen excelentes dispositivos como esta novedosa aspiradora USB para portátil capaz de bajar hasta grados la temperatura. Estos dispositivos tienen potentes ventiladores para enfriar el equipo y están construidos en materiales especiales para absorber el calor mientras trabajamos con nuestro portátil.

Cambiar la pasta térmica 

Esta es una acción que entraña más dificultad de todas las que hemos tratado en este artículo. Además, en gran parte de los casos, hacer cambiar la pasta térmica del ordenador portátil va a anular la garantía del fabricante. Para ello necesitas comprar una buena pasta térmica. No es un componente caro y hay diversas marcas en el mercado. Te aconsejamos que compres una pasta térmica de calidad, ya que es algo que no tendrás que hacer con frecuencia, quizá un par de veces en la vida de ese portátil.

En primer lugar, debes desmontar todo el sistema de refrigeración del portátil para desconectar los ventiladores, poniendo atención en el cable que lo conecta a la placa base, para volverlo a conectar después correctamente.

Después de que hayas hecho todo esto, debes aplicar la pasta térmica en el centro tanto de la GPU como la CPU, poniendo una pequeña parte. Cuando instales el disipador de nuevo, ese pequeño trozo de pasta se extenderá por tarde la superficie. Debes tener cuidado de no excederte.

Cambiar el rendimiento de la CPU

Si escribes powecfg.cpl en el menú de inicio o en el lanzador de programas de Windows, vas a tener acceso a las opciones de energía del sistema operativo. Aquí podrás cambiar el rendimiento del equipo.

De esta forma, podrás acceder a la configuración avanzada de energía para elegir un rendimiento más equilibrado. Sin embargo, al tratarse de opciones de configuración avanzadas, no es conveniente cambiarlo sin saber qué otros aspectos puedes alterar en tu ordenador portátil.

De todas formas, si buscas el campo de estado máximo del procesador dentro de las opciones de energía, vas a poder bajar el rendimiento del procesador para conseguir reducir la temperatura del equipo.

No obstante, esto puede hacer que las aplicaciones más exigentes vean ralentizado su funcionamiento. Por lo tanto, esta opción debe ser temporal, mientras buscamos otra solución, ya que el rendimiento de nuestro portátil va a ser más bajo y eso tampoco te interesa. Por último, existen otras aplicaciones como SpeedFan con la que puedes cambiar la velocidad de los ventiladores. 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. Te agradecemos la lectura y te recordamos que en Tops10 estamos a tu disposición para cualquier duda adicional que pueda surgirte.

También te puede interesar…