Categorías
Tecnología

Power bank para cargar el teléfono móvil: analizamos 10 baterías externas del 2020

mejores-baterias-externasCon el desarrollo de la tecnología, nuestros dispositivos del día a día como smartphones, tablets, cámaras, etc. se han convertido en una parte fundamental de nuestras vidas. De hecho, no solo forman parte de ella, sino que hasta definen nuestra personalidad.

Imagina la situación en que estás a punto de salir a la calle y de repente te das cuenta que a la batería de tu teléfono solo que le queda un 10%.

Cualquiera que haya sido testigo de esta desagradable situación sabe qué se siente al ver cómo las últimas líneas de batería se agotan hacia un irremediable final.

Esto ha hecho que los power banks o cargadores portátiles se hayan convertido en unos potentes aliados que pueden salvarnos en más de una ocasión desesperada.

En pocas palabras, un power bank es un dispositivo portátil que es capaz de cargar la batería de otros dispositivos cuando los conectamos entre sí.

Las baterías portátiles rompen con la necesidad de enchufar nuestros dispositivos electrónicos a una toma de corriente fija y nos dan la libertad necesaria para mantener con carga todos nuestros dispositivos portátiles.

Dicho esto, comprar una batería externa no es tan sencillo como pueda parecer a simple vista, puesto que hay una serie de factores a tener en cuenta para no errar en nuestra compra.

Por eso, en Tops10 hemos analizado más de 50 powerbanks del mercado y hemos seleccionado las 10 mejores baterías portátiles. Además, encontrarás una guía de compra para que tengas claro todo lo que debes saber antes de comprar un power bank. ¡Empezamos!

Mejores cargador portátiles:

  1. Poweradd Pilot X7
  2. Anker PowerCore 26.800 PD
  3. SWEYE 26.800 mAh
  4. Charmast 26.800 mAh
  5. Xiaomi Redmi 20.000 mAh
  6. Aukey 20.000 mAh
  7. RavPower 6.700 mAh
  8. Anker PowerCore 5000 mAh
  9. Anker PowerCore 20100
  10. Omars Slim 10000 mAh

1. Poweradd Pilot X7

El mejor power bank en general

MarcaPoweradd
ModeloPilot X7
Capacidad20000 mAh
Salida5V / 3.4 A
Tamaño7,9 x 2,2 x 15,5 cm

Si estás buscando una batería externa de gran capacidad y tienes un presupuesto ajustado, el Pilot X7 de Poweradd probablemente sea la combinación perfecta para ti, ya que tiene casi todas las funciones de otras baterías portátiles más caras.

Este power bank tiene una capacidad de 20.000 mAh y una salida a 5 V y 3.4 A a través de dos puertos USB.

Dispone de una carga más que suficiente para la mayoría de usuarios y permite cargar dos dispositivos de manera simultánea.

Una de las maravillas de este power bank son las dos salidas USB de carga rápida a 3.4 A.

A pesar de no ser puertos de última generación presentan características muy actualizadas como la detección automática de la velocidad de carga más rápida para cada dispositivo.

Un detalle que nos ha encantado de esta batería portátil es que incluye una linterna LED y 4 luces que indican la cantidad de carga restante disponible al lado del botón de encendido.

Características adicionales:

  • Peso: 399 g.
  • Tiempo de recarga: 9 – 10 horas

PROS

  • Alta capacidad
  • Carga rápida
  • Linterna incorporada y luces LED de indicador de la batería

CONS

  • Tarda en recargarse
  • Es ligeramente más pesado que la media

2. Anker PowerCore 26.800 PD

El mejor power bank para ordenadores portátiles

MarcaAnker
ModeloPowerCore + 26800 PD
Capacidad26.800 mAh
Salida5V / 3 A
Tamaño18 x 8 x 2,4 cm

Lo primero que llama la atención del Anker PowerCore 26800 PD es su tamaño reducido y su ligereza, algo más pequeño que dos mazos de cartas juntos y tan solo pesa 440.

Esto sumado a una serie de características premium, hacen de esta la mejor batería externa para portátiles que existe en el mercado.

Este power bank de 26.800 mAh cabe fácilmente en cualquier bolso, incluso también lo hemos llevado en el bolsillo de una sudadera con bastante facilidad.

Tiene un diseño muy limpio y un aspecto elegante y moderno, con una construcción muy buena: botón firme, puertos bien ajustados y sin partes sueltas.

Esta batería externa es capaz de cargar la batería de un MacBook Pro hasta 1,5 veces a través de cualquiera de sus dos puertos USB-A o el tercer puerto USB-C, a través del cual podremos cargar un ordenador portátil a más del doble de velocidad que otros cargadores, es decir, a 30 W.

Este power bank se recarga a través del mismo puerto USB-C por el que entrega la carga y, con el cargador original incluido es capaz de cargarse por completo en tan solo 4 horas y media.

Este power bank además cumple con la normativa TSA, lo que significa que podremos transportarla en aviones sin problemas, algo que, al viajar en aviones antiguos que no disponen de enchufe, es una gran ventaja.

Características adicionales:

  • Peso: 440 g.
  • Tiempo de recarga: 4 horas y media.

PROS

  • Alta capacidad de carga y tamaño muy manejable
  • Se recarga por completo en tan solo 4 horas y media
  • Dispone de carga rápida

CONS

  • No se puede usar el puerto USB-C mientras se carga la batería
  • Precio elevado

3. SWEYE 26.800 mAh

El power bank con carga solar más vendido

MarcaSweye
Modelo26.800 mAh
Capacidad26.800 mAh
Salida2.1 A
Tamaño15 x 1,5 x 7,5 cm

El power bank Sweye 26800 incorpora una batería doble de 26.800 mAh de capacidad que cuenta con la extraordinaria funcionalidad de recargarse a través células fotovoltaicas integradas capaces de captar la energía solar.

Además, hay que decir que dentro del segmento de baterías portátiles solares es el más vendido y mejor valorado con diferencia.

Además de con energía solar, podremos cargarlo a través de un USB que viene incluido.

Tiene un total de 3 salidas con una capacidad de 2.1 A y 1 A que podremos utilizar para cargar hasta dos dispositivos de manera simultánea.

El Sweye es un power bank perfecto para aventureros. La batería de 26.800 mAh es más que suficiente para pasar un fin de semana fuera y podremos cargarlo completamente en unas 8 o 9 horas.

En cuanto a la construcción y diseño, presenta materiales resistentes y ligeros e incorpora 4 LED que indican la capacidad de carga disponible.

Caraccterísticas adicionales:

  • Peso: 349 g.
  • Tiempo de recarga: entre 8 y 9 horas.

PROS

  • Posibilidad de carga solar
  • Es el power bank solar más vendido
  • Carga dos dispositivos simultáneamente

CONS

  • No tiene carga rápida

4. Charmast 26.800 mAh

Un power bank que carga hasta 4 dispositivos a la vez

MarcaCharmast
ModeloW2002P
Capacidad26.800 mAh
Salida5V / 2.4 A
Tamaño19,7 x 9,4 x 1,4 cm

El cargador portátil Charmast es un espectacular dispositivo con 26.800 mAh de capacidad que destaca porque permite cargar hasta 4 dispositivos a la vez a través de 4 puertos (3 USB-A + 1 USB-C) y hasta dos tecnologías diferentes de carga rápida, Quick Charge y iSmart.

Como hemos comentado, el powerbank Charmast incorpora 3 puertos USB-A.

Dos de ellos tienen una velocidad de carga estándar de 5V / 2.4A, mientras que uno de ellos utiliza Quick Charge 3.0, por lo que puede cargar teléfonos inteligentes compatibles con Quick Charge a su velocidad máxima de carga.

El puerto USB-C de este power bank cuenta con Power Delivery, pero el único inconveniente es que proporciona 18 W de potencia de carga, que es básicamente el mínimo que se puede obtener en Power Delivery.

Esta característica es muy práctica para cargar teléfonos inteligentes compatibles con Power Delivery, así como para cargar un MacBook por USB-C, pero no a la velocidad máxima de carga.

Por otra parte, dispone de 3 puertos de entrada de carga, aunque solo podremos usar uno de ellos. En cuanto al tamaño, tiene la misma longitud que un smartphone y un peso ligeramente superior, algo que compensa gracias a la gran capacidad que tiene.

Características dicionales:

  • Peso: 399 g.
  • Tiempo de recarga: 9 horas.

PROS

  • Dispone de 4 puertos para carga simultánea
  • Tecnología Power Delivery y Quick Charge
  • Se recarga muy rápidamente a través de la entrada USB-C

CONS

  • La potencia máxima de salida es algo escasa

5. Xiaomi Redmi 20.000 mAh

El mejor power bank made in China, con garantía Xiaomi

MarcaXiaomi
ModeloPower Bank 20.000 mAh
Capacidad20.000 mAh
Salida5V / 2A + 9V / 2ª + 12V / 1.5A
Tamaño19,7 x 9,4 x 1,4 cm

El Xiaomi Power Bank 20000 mAh es el buque insignia del fabricante chino de productos tecnológicos Xiaomi.

Incorpora la friolera de 20.000 mAh suministrables a través de un puerto USB-C capaz de cargar un MacBook Pro hasta 1,2 veces.

Aparte dispone de dos salidas USB a 2.1 A que permiten cargar dos dispositivos de manera simultánea con carga rápida Quick Charge.

El Xiaomi Power Bank 20000 mAh tarda en torno a 12 horas en cargarse completamente, algo que no es sorprendente dada su gran capacidad.

Sin embargo, la sorpresa es que admite QuickCharge 2.0, por lo que. si adquirimos un cargador de pared compatible, como el Aukey Quick Charge 2.0, el tiempo de carga se reducirá drásticamente.

La construcción de este power bank Xiaomi es sólida y los materiales robustos: el cuerpo en plástico blanco tiene una superficie texturizada que proporciona buen agarre y adherencia.

Incorpora también un botón de encendido y 4 indicadores LED para saber el estado de la batería restante.

Características adicionales:

  • Peso: 399 g.
  • Tiempo de recarga: 9 horas.

PROS

  • Dos salidas a 2.1A y carga rápida
  • Construcción robusta y materiales de alta calidad
  • Es capaz de cargar por completo un MacBook Pro de 12”

CONS

  • Tarda bastante en cargarse

6. Aukey 20.000 mAh

El mejor power bank para cargar dos dispositivos a la vez

MarcaAukey
Modelo20.000 mAh
Capacidad20.000 mAh
Salida5V / 2.4A
Tamaño15 x 8,3 x 2 cm

Si buscas un power bank de alta capacidad que cumpla con las demandas de carga más exigentes a un precio increíble, echa un vistazo al Aukey 2000mAh.

Esta batería portátil permite la carga de dos dispositivos simultáneos a 2.4A y 1A simultáneamente. Incorpora la tecnología AiPower para proporcionar la máxima velocidad de carga segura a cada uno de los dos dispositivos USB.

El Aukey 20000 mAh incorpora un botón de encendido/apagado, dos conexiones de salida USB para cargar baterías y dos de entrada para cargar la batería interna desde un cargador que no incluye, una entrada USB-C y otra micro USB.

Un detalle es que incorpora una bolsa acolchada de nylon para protegerlo durante los transportes. En la parte frontal veremos además 4 LED que indican la cantidad de carga restante en la batería.

Características adicionales:

  • Peso: 388 g.
  • Tiempo de recarga: 10 horas.

PROS

  • Muy buena relación tamaño / capacidad
  • Excelente eficiencia de la batería
  • Muy buena relación calidad precio

CONS

  • Tarda bastante en recargarse

7. RavPower 6.700 mAh

RavPower-6700

El mejor power bank pequeño

MarcaRAVPower
Modelo6700 mAh Power Bank
Capacidad6.700 mAh
Salida5V / 2.4A
Tamaño9 x 2,5 x 4 cm

El cargador portátil RAVPower 6700 es un cargador portátil muy ligero y compacto que ofrece un excelente rendimiento de carga, fácil portabilidad y una excelente relación calidad-precio.

Este power bank ofrece una salida de carga máxima a 2.4 A y tiene una capacidad de 6.700 mAh. Cuenta con baterías premium de iones de litio con una larga vida útil y más de 500 ciclos de carga y recarga.

Esta batería portátil se puede cargar a través del puerto micro-USB y viene con un cable incluido. Tarda alrededor de unas 4 horas en realizar la carga completa.

El RAVPower 6700 tiene un diseño muy compacto con dimensiones de bolsillo de solo 9 x 2,5 x 4 cm y 118 gramos de peso.

El cuerpo es de plástico y el diseño estrecho, lo que un excelente agarre y adherencia y lo hace muy fácil de transportar en bolsillos o bolsos pequeños.

Por último, un dato de referencia es que el cargador portátil RAVPower 6700 puede cargar completamente todos los iPhones de pantalla pequeña (8, 7, 6S, 6, 5S, SE) más de dos veces.

Características adicionales:

  • Peso: 118 g.
  • Tiempo de recarga: 4 horas.

PROS

  • Capacidad suficiente para cargar 2 veces cualquier teléfono inteligente
  • Muy portátil gracias a su tamaño y peso

CONS

  • La capacidad de carga está por debajo de lo normal

8. Anker PowerCore 5000 mAh

Un power bank del tamaño de una barra de labios

MarcaAnker
ModeloPowerCore 5000 mAh
CapacidadCapacidad
Salida5V / 2A
Tamaño3,3 x 3,3 x 10,8 cm

Uno de los mejores cargadores portátiles de este 2020 es el Anker PowerCore 5000 mAh, que tiene el tamaño de una barra de labios y podemos encontrarlo por apenas 25 euros.

Al igual que otros power bank de la marca Anker, incorpora tecnología Power IQ, que detecta la velocidad máxima de carga de cada dispositivo y la adecúa para poder cargarlos lo más rápido posible.

Como es evidente, esta batería destaca por su portabilidad y gran capacidad de carga para el tamaño que tiene, 5000 mAh en tan solo 10 cm de largo y 3 de ancho.

Este pequeñín en capaz de cargar la batería de un iPhone X hasta 1.3 veces y la de un Samsung Galaxy S9 hasta 1.1 veces.

Tiene una salida USB de 5 V y 2 A y una entrada micro USB que soporta hasta 2A y permite cargar por completo la batería en tan solo 3 horas.

Por último, comentar que incorpora una funda para transportarla y evitar arañazos y golpes indeseados.

Características adicionales:

  • Peso: 136 g.
  • Tiempo de recarga: 3 horas.

PROS

  • Excelente rendimiento y precio asequible
  • Es un power bank perfecto para llevarlo encima en el día a día

CONS

  • No permite cargar dos dispositivos a la vez

9. Anker PowerCore 20100

El compañero definitivo de tu smartphone

MarcaAnker
ModeloPowerCore 20100
Capacidad20.100 mAh
Salida5V / 2.4A
Tamaño16,5 x 5,8 x 2,2 cm

El Anker PowerCore 20100 es uno de los mejores power bank que el dinero puede comprar y además tiene un precio muy asequible.

Anker es una de las marcas más populares en el mercado de las baterías portátiles y este PowerCore 20100 es uno de los power bank más vendidos de todo su catálogo.

Uno de los puntos fuertes de este power bank es su portabilidad dada su gran capacidad de carga, ya que solo pesa 350 gramos y acumula hasta 20100 mAh, suficiente como para cargar por completo un iPhone X hasta 7 veces seguidas sin necesidad de recargarlo.

En uno de los lados redondeados de este dispositivo encontramos un botón de encendido que, al presionarlo encenderá los LED que indican el estado de carga de la batería. Incorpora la tecnología de carga rápida PowerIQ que identifica automáticamente la velocidad de carga más rápida de cada dispositivo.

En cuanto a la conectividad encontramos dos puertos USB a través de los cuales podremos cargar dos dispositivos de manera simultánea a 2.4 V. Por otra parte, tiene un puerto de carga USB-C capaz de recargar el power bank al completo en unas 10 horas.

Características adicionales:

  • Peso: 356 g.
  • Tiempo de recarga: 10 horas.

PROS

  • Gran capacidad a precio bajo
  • Diseño estilizado y portable

CONS

  • Tarda bastante en cargarse

10. Omars Slim 10000 mAh

Un power bank ultra fino con excelente relación calidad precio

MarcaOmars
ModeloSlim 10000 mAh
Capacidad10.000 mAh
Salida5V / 2.4A y 5 V / 3 A
Tamaño145 * 68.5 * 13.5 mm

Los tan solo 1,35 cm de grosor del Omars Slim 10000 mAh hacen de este uno de los power bank más finos del mercado.

Además de por sus llamativas dimensiones, incluimos al Omars Slim en nuestra lista de los mejores power bank por una gran relación calidad precio, puesto que podremos encontrarlo por menos de 20 euros.

Incorpora 2 puertos USB-A y un USB-C que entregan corriente a 5V / 2,4 A y 5 V / 3 A respectivamente. La recarga de esta batería externa se realiza a través de un puerto micro USB y 5V / 2 A.

El fabricante garantiza la certificación de seguridad NTC que protege frente a la sobrecarga, el sobrecalentamiento y los posibles cortocircuitos.

Caracteríticas adicionales:

  • Peso: 207 g.
  • Tiempo de recarga: 5 horas.

PROS

  • Es el power bank más fino del mercado
  • Excelente relación calidad precio

CONS

  • No tiene pass through charging

Guía de compra

Comprar el mejor power bank o batería externa no es fácil cuando te das cuenta la cantidad de dispositivos con características similares que hay en el mercado.

Tanto si necesitas cargar tu teléfono mientras te alejas de una toma de corriente fija como si tienes que cargar varios dispositivos a la vez mientras estás de viaje, tenemos una buena noticia: hay un powerbank perfecto para ti.

Las dos cosas fundamentales, y muy a grandes rasgos, a tener en cuenta son la capacidad y la portabilidad.

Piensa en cuántas veces necesitas que el powerbank sea capaz de cargar la batería de tu teléfono sin necesidad de recargarlo y luego piensa en cómo lo vas a transportar. 

Desde luego, hay baterías portátiles lo suficientemente pequeñas como para caber en el bolsillo de tus vaqueros, pero es posible que no tengan la suficiente potencia para cargar tu smartphone más de una vez.

Por lo general, cuanto más grande es la batería externa portátil, mayor es su capacidad. La mayoría de las baterías portátiles la miden en mAh (miliamperios hora), igual que la mayoría de los smartphones.

Por lo tanto, si tu teléfono tiene una batería de 3000 mAh y compras un powerbank de 10000 mAh, deberías poder cargar tu teléfono hasta tres veces con una sola carga, ¿no? Por mucho que nos gustaría poder deciros que sí, la respuesta desgraciadamente es no y más adelante veremos por qué.

¿Qué es un power bank y para qué sirve?

Como ya hemos comentado, un power bank o batería portátil es un dispositivo plug and play que sirve para poder cargar otros dispositivos electrónicos sin la necesidad de enchufarlos a una toma de corriente fija.

Los power bank funcionan como una batería externa y son capaces de alimentar prácticamente cualquier dispositivo, desde tu teléfono inteligente y tableta hasta ordenadores portátiles y videoconsolas portátiles.

Como ya te habrás dado cuenta, una de las características comunes a todos es la portabilidad.

Y es que un power bank no tiene sentido cuando hay una toma de corriente al lado, puesto que son para poder disponer de energía extra cuando no tenemos cerca un enchufe. Estas son algunas de las bondades de los power bank:

  • Los powerbank o cargadores portátiles son capaces de cargar un smartphone varias veces.
  • Muchas de estas baterías externas permiten cargar varios dispositivos simultáneamente. Por ejemplo, teléfonos inteligentes y tablets.
  • Además de dispositivos electrónicos complejos, las power bank también pueden cargar otros dispositivos más simples como altavoces portátiles, auriculares inalámbricos y cámaras compactas.
  • Muchas baterías portátiles incorporan un puerto USB Tipo C que nos permitirá cargar nuestra Nintendo Switch u otras videoconsolas portátiles.
  • Algunos modelos de powerbank son lo suficientemente potentes como para cargar ordenadores portátiles, aunque solo recomendamos su uso si te encuentras lejos de una toma de corriente fija o has olvidado el cargador de tu portátil. Los powerbank son útiles en casos de emergencia, pero no son sustitutos de su fuente de alimentación externa estándar.

Ventajas de utilizar una batería externa portátil

Si todavía no has tomado la decisión de comprar un power bank, aquí va una serie de ventajas que quizás te ayuden a decidirte.

Tu móvil se volverá casi inmortal

No estamos hablando de una verdadera inmortalidad, pero sí es cierto que con una batería externa podremos mantener nuestro smartphone encendido durante varios días, especialmente con los powerbank de alta capacidad.

Esta ventaja se extiende sobre todo cuando vamos a realizar actividades como la acampada al aire libre o cualquier otra que nos exija estar alejados de una fuente de corriente fija.

Puedes llevarlos a cualquier parte

A diferencia de los generadores, que son capaces de generar electricidad, pero son extremadamente voluminosos, los pequeños powerbank permiten transportar una gran cantidad de energía a cualquier lugar que vayamos, caminando, en coche, en tren, avión o barco.

Debido a su reducido tamaño son muy fáciles de llevar en un bolsillo o bolso pequeño y siempre estarán ahí cuando necesitemos un extra de carga para nuestros dispositivos.

Podrás cargar casi cualquier dispositivo

Algunas baterías externas son excepcionalmente potentes y tienen grandes capacidades.

Esto les permite poder cargar múltiples dispositivos a la vez. Algunos pueden incluso cargar ordenadores portátiles, como veremos más adelante.

Las baterías externas son un excelente sustituto de viaje del cargador de tu móvil u ordenador portátil y muy fáciles de usar.

Con tal solo presionar un botón o simplemente conectar un cable, verás cómo tu dispositivo comienza a cargarse.

Algunos incluso tienen opción de carga rápida, algo que también revisaremos más adelante.

Son baratos y fáciles de encontrar

Las baterías portátiles son muy baratas y te darás cuenta de que no necesitarás un desembolso demasiado grande para adquirir una (podrás encontrar algunas por solo 10 euros).

Sin embargo, que los powerbank sean relativamente baratos no implica que todos sean de buena calidad.

Algunos fallan en este apartado y pueden producir daños en tu teléfono, revisa nuestra guía de compra y comparativa de los 10 mejores powerbank del mercado para no caer en uno de esos modelos.

Antes de comprar un powerbank revisa opiniones de otros usuarios y compra en plataformas profesionales y con garantía, como por ejemplo Amazon.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprar un power bank?

Capacidad

La capacidad de los powerbank se mide en miliamperios por hora. Este es un factor clave para saber cuánta energía es capaz de almacenar nuestro power bank y con qué frecuencia deberemos cargarlo.

Lo más común es que tu batería externa tenga entre 2000 mAh y 15 mAh, llegando en algunos casos a alcanzar los 40000 mAh.

Cuanto mayor es la capacidad de carga, más veces podremos cargar nuestros dispositivos.

Por eso, antes de comprar tu nueva batería externa, considera cuántos dispositivos vas a necesitar cargar y calcula la cantidad de energía que vas a necesitar para poder cargarlos por completo.

Revisa el apartado “Capacidad teórica VS Capacidad real” que encontrarás más adelante para hacer el cálculo de mAh de manera correcta. 

Diseño y materiales

El diseño de la batería portátil afecta a su tamaño y peso y, por lo tanto, a un de los aspectos fundamentales, la portabilidad.

Estos dos atributos suelen ir en aumento conforme más capacidad tiene la batería externa por lo que, si bien una batería de 20000 mAh puede parecer una opción práctica a efectos de capacidad, quizás sea demasiado grande para llevar en un bolsillo.

Si tu intención es mantener cargado tu móvil durante el día, opta por power bank de bolsillo que no excedan de 10000 mAh. Sin embargo, si buscas un power bank que dure varios días, entonces podrá exigirle modelos más grandes que generalmente van a acompañados de un aumento de peso y tamaño.

En el apartado de los materiales, debemos tener en cuenta de que se trata de un dispositivo portátil que transportaremos en bolsillos y mochilas y que está expuesto a caídas, golpes y arañazos.

Aunque este no sea un factor decisivo a la hora de comprar tu nueva batería portátil, tenlo en cuenta y procura que sea lo más resistente posible a esos accidentes. Si además lleva funda protectora y carcasa de metal, mejor que mejor.

Puertos y conectividad

La mayoría de las baterías externas tienen al menos uno de los siguientes puertos:

  • USB-A: es el puerto USB rectangular de toda la vida, que está integrado en prácticamente todos los ordenadores portátiles, discos duros, televisores, etc.
  • Micro USB: es la variante en miniatura del USB y, por norma general, se utiliza en teléfonos inteligentes y otros dispositivos portátiles.
  • USB-C: es la versión compacta del USB-A que además es reversible, por lo que no tendrás que preocuparte de si lo estás enchufando correctamente. EL USB-C está ganando mucha popularidad entre los fabricantes de teléfonos inteligentes y ordenadores portátiles debido a su reducido tamaño y versatilidad.
  • Conectividad inalámbrica: algunos modelos de powerbank permiten cargar tus dispositivos de manera inalámbrica al colocarlos sobre él. Para hacerlo realidad tus dispositivos han de ser igual de compatibles que tu powerbank con esta tecnología

Precio

El precio es casi siempre el factor que hará que los otros factores se acomoden y flexibilicen a la hora de comprar una batería portátil.

En el mercado existe una variedad de precios enorme, por lo que es fácil encontrar algo dentro de cualquier presupuesto.

Por norma general recomendamos no escatimar e intentar movernos hacia el extremo superior del baremo que nos hayamos marcado, puesto que, es posible que lo más barato no siempre sea buena y, como ocurre muchas veces, lo que pagas es lo que obtienes.

Otras características

Waterproof o resistencia al agua

Como ya hemos comentado en nuestra guía de compra, la naturaleza de los powerbank es portable, lo que implica que están hechos para moverlos y transportarlos por todas partes. 

Esta característica puede exponer a nuestra batería portátil a inclemencias como la lluvia o la humedad, o simplemente pequeños accidentes que puedan hacer que la batería entre en contacto con el agua.

Por eso, algunos modelos de batería externa incorporan cierta resistencia al agua. Y decimos “cierta” porque nunca van a poder llegar a ser del todo estancas.

Las baterías portátiles tienen puertos y conectores que dejan expuestos componentes electrónicos fácilmente dañables con los líquidos o la humedad.

Sin embargo, ese extra de protección contra el agua puede evitar en varias ocasiones que tu batería portátil acabe en la basura.

Carga a través de energía solar

Incluso al powerbank con más capacidad del mercado se le agota la batería y requiere que lo tengamos que enchufar de nuevo a una fuente de corriente fija y esperar a que se cargue del todo para poder volver a usarlo.

Sin embargo, existe la opción de adquirir un cargador portátil solar que se carga con energía renovable e inagotable. Bastará con ponerla al sol y comenzará a cargarse.

La tecnología no está tan avanzada como para poder prescindir absolutamente de la electricidad, pero existen buenas opciones de cargadores solares que podrán sacarnos de un apuro en más de una ocasión.

Capacidad teórica VS capacidad real

La medición de la capacidad de los powerbank tiene una unidad de medida prácticamente universal, los miliamperios por hora, abreviada como mAh y es un número que refleja cuánta carga eléctrica es capaz de almacenar nuestra batería externa.

La batería que incluyen nuestro teléfono móvil o nuestra tablet también miden su capacidad en mAh, por lo que se podría pensar que una batería portátil de 10000 mAh podría cargar completamente hasta 4 veces nuestro teléfono móvil si éste tiene una batería de 2500 mAh, ¿verdad? Pues no.

Lo cierto es que hay una deshonestidad fruto de campañas de marketing que choca con las leyes de la física.

Esto tiene que ver con la diferencia de voltaje que existe entre la batería externa y la entrada de carga del dispositivo.

Las celdas de litio tienen un voltaje nominal de 3.7 voltios. Sin embargo, el puerto USB funciona a un mínimo de 5 voltios, con lo que el dispositivo espera cargarse, al menos, con ese voltaje.

Para entender este concepto, pondremos en juego a otra unidad, los Vatios hora (Wh), que es la unidad en la que se mide la factura de la luz e indica la energía real utilizada.

Si utilizamos una calculadora de mAh a Wh, veremos que a 3.7 V, nuestro powerbank de 10000 mAh tiene 37 Wh de energía. Sin embargo, la batería de nuestro teléfono móvil de 2500 mAh cargada a 5 V necesita 12.5 Wh. 

Esto solo nos da alrededor de tres cargas completas en lugar de cuatro, en el mejor de los casos.

Además de esto, hay que tener en cuenta que no existe la conversión de energía sin pérdida.

La transformación de energía química a electricidad que se produce dentro del powerbank y de nuevo a energía química dentro de nuestro smartphone perderá parte de ella por el camino como calor residual.

Para tener una idea aproximada y más certera de la capacidad de la batería “real” de un powerbank será de unos dos tercios de la capacidad establecida a un voltaje nominal de 3.7 V.

Algunas baterías externas establecen dos capacidades en ambos voltajes, lo que facilita el trabajo enormemente. Simplemente tenemos que recordar que el número que importa es el que venga al lado de los 5 V.

¿Se puede cargar un ordenador portátil con un powerbank?

En los teléfonos, tablets y dispositivos pequeños existe una estandarización en la alimentación USB de 5 V y podremos cargarlos con un batería externa estándar, pero en el caso de los ordenadores portátiles la cosa cambia.

Estos dispositivos más grandes aceptan una carga de 12 V a través de un cargador que convierte la corriente alterna de alto voltaje que viene del enchufe en algo que la delicada composición electrónica de un ordenador portátil puede soportar.

Es por eso que, si necesitamos cargar un ordenador portátil con un power bank o batería externa, ambos dispositivos han de cumplir unas características concretas.

Muchos ordenadores portátiles modernos, especialmente los ultrabooks, permiten el suministro de carga a través de un puerto USB Tipo C.

Si tu ordenador portátil se puede cargar a través de USB-C, que es lo que utilizará el cargador incluido, entonces también podrás usar un powerbank que tenga salida USB-C y sea compatible con el estándar USB-PD (Power Delivery).

Para poder cargar el ordenador portátil con un power bank deberemos usar un cable USB-C real, que contenga el puerto USB-C en ambos extremos.

Los cables USB-C están adaptados para funcionar a 3 A, pero algunos lo hacen a 5 A, en cuyo caso merecerá la pena que nos hagamos con un cable compatible con 5 A.

Por otra parte, si nuestro ordenador portátil no admite la carga a través de USB-C, entonces necesitaremos un powerbank especial con una salida para ordenador portátil de 12 V.

Esto es un puerto no USB que funciona con un cable especial proporcionado por el fabricante.

Pass Through Charging

El pass through charging es un sistema de carga que ciertos power bank incorporan y permite la carga del propio power bank al mismo tiempo que cargamos un dispositivo, como puede ser un teléfono móvil o una tablet.

Esta funcionalidad es muy útil si queremos que nuestra batería externa esté siempre completamente cargada.

De esta manera, cuando necesitemos movernos, el power bank y nuestro dispositivo estarán completamente cargados y estaremos preparados para cuando necesitemos ese extra de energía, ya que estará a plena capacidad.

Carga rápida

El mayor problema que existe actualmente con los smartphones es la duración de la batería y una buena manera de solucionar este problema es la carga rápida, que reduce drásticamente el tiempo que necesitamos para cargar nuestro dispositivo.

La carga rápida se ha convertido en un requisito indispensable para muchos usuarios de baterías externas que necesitan ese extra de inmediatez a la hora de cargar el teléfono móvil.

Si tienes un teléfono inteligente compatible con carga rápida ya estarás familiarizado con esta tecnología y lo más probable es que la busques a la hora de comprar tu próximo powerbank.

Para poder hacer uso de la tecnología de carga rápida se tienen que dar 3 cosas:

  • Un power bank compatible con carga rápida.
  • Un cable compatible con carga rápida.
  • Un dispositivo compatible con carga rápida.

Si tu powerbank es compatible con la carga rápida, los dos primeros puntos están asegurados, tanto la compatibilidad del cable como la del powerbank, por lo que la duda se reduce a si tu dispositivo es compatible con la carga rápida.

Si no es así, podrías estar pagando más por una función que no vas a utilizar.

Verifica las especificaciones de tu dispositivo antes de confirmar si tiene o no posibilidad de carga rápida.

Si esta información no está disponible o si estás utilizando un dispositivo de gama baja, lo más probable es que puedas asumir que no tiene carga rápida.

El indicador que nos dirá si el power bank dispone de carga rápida o no, por norma general vendrá en la toma con especificaciones de 10W, 5V y 2A.

Consejos para cuidar tu powerbank

Si quieres alargar la vida útil de tu batería portátil sigue estos consejos:

Evita la exposición a temperaturas y humedad extremas

Dos de los mayores enemigos de las baterías externas son el calor y la humedad. Al exponer nuestro powerbank a situaciones extremas, es posible que el dispositivo reciba daños.

El calor irá disminuyendo gradualmente la capacidad de nuestra batería portátil y, en ocasiones, puede llegar hasta a inflarse. Por otra parte, la humedad retendrá agua dentro del powerbank y podría llegar a causar un cortocircuito.

Evita impactos

Debemos evitar que nuestra batería portátil sufra caídas, golpes o cualquier otro tipo de impacto a cualquier precio.

Todos intentamos que nuestros dispositivos estén siempre fuera de riesgo, pero las baterías portátiles deben acaparar más de nuestra atención, ya que son dispositivos frágiles y una caída puede causarle daños irreparables.

Al igual que en los teléfonos móviles, muchos powerbank también tienen disponibles fundas protectoras de goma o silicona.

Es cierto que no todos los modelos disponen de una, pero si eres una persona a la que se le suelan caer o golpear los dispositivos, plantéatelo como una opción de compra.

Otra opción es hacerte con una batería portátil todoterreno, como es el caso de la Poweradd, que incorpora resistencia al agua y una dura carcasa anti golpes.

Utiliza tu powerbank de manera regular

Al igual que ocurre con la batería del coche, si la dejamos de usar durante un tiempo, la batería de nuestro powerbank terminará por afectar negativamente a la vida útil de nuestra batería.

Si esto ocurre, el cargador no podrá cargar completamente nuestra batería externa y no será capaz de retener la carga del mismo modo que antes.

Si planeas no utilizar tu powerbank durante un largo periodo de tiempo, lo mejor que puedes hacer es provocarle un ciclo de carga y descarga al menos una vez al mes.

Esta buena práctica mantendrá tu powerbank en plena forma y rendimiento una vez que vuelvas a usarlo de nuevo.

No cargues tus dispositivos mientras se recarga el powerbank

A no ser que tu batería portátil sea compatible con Pass Through Charging que hemos comentado con anterioridad, evita cargar tus dispositivos a la vez que recargas tu powerbank.

Esta mala práctica recalienta innecesariamente tu batería externa y se deteriore con el tiempo.

Cuando el powerbank se está cargando, los electrones fluyen del cátodo (parte positivo) al ánodo (parte negativa). Este flujo hace que la batería se caliente.

Sien embargo, cuando el powerbank está cargando algún dispositivo los electrones fluyen de manera opuesta, desde el ánodo hasta el cátodo, lo que también produce calor.

Ahora imagínate el flujo bidireccional de electrones al mismo tiempo. Esto causará un aumento de la temperatura innecesario que acabará dañando la batería portátil con el tiempo.

Utiliza el cargador original

Actualmente podemos encontrar cargadores de repuesto para todo tipo de dispositivos. Si se daña o se pierde el cargador original, tan  solo tendremos que entrar en cualquier tienda online tipo Amazon y buscar el reemplazo original.

De no ser así, podremos comprar un cargador más barato y de peor calidad que puede dañar nuestro powerbank.

Estos cargadores no proporcionan el suficiente voltaje y acabarán produciendo daños en un corto periodo de tiempo.

Los cargadores originales y de calidad están especialmente diseñados para cada powerbank, con los componentes integrados internos adecuados y la protección contra sobrecargas eléctricas.

Esta buena práctica no es exclusiva de las baterías portátiles. Ocurre lo mismo con los teléfonos móviles y tablets.

En Tops10 recomendamos siempre utilizar cargadores originales para alargar la vida útil de nuestros dispositivos.

Carga completamente el powerbank

Una de las razones más comunes por las que se suele quedar sin batería un powerbank para cargar nuestro móvil es que al salir de casa, nos hemos olvidado de cargarlo completamente.

Ante este escenario, no solo perderá su carga con rapidez, sino que, si alargamos la práctica de cargarlo parcialmente, podremos ocasionarle daños a nuestro powerbank.

Quizás hayas oído acerca de problemas que se producían antiguamente en las baterías por dejarlas cargando durante toda la noche.

Gracias a los avances tecnológicos estos problemas ya no existen y, cuando el powerbank se carga por completo, el circuito de carga simplemente se desconecta.

Por este motivo es más seguro dejar cargando la batería portátil durante toda la noche para así poder contar con ella a plena carga por la mañana.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tarda un power bank en cargar el móvil?

La mayoría de power bank son capaces de cargar un dispositivo estándar de unos 3000 mAh (como un teléfono inteligente) en unos 90 minutos siempre y cuando el voltaje de ambos dispositivos sea el mismo.

¿Qué diferencia hay entre un power bank y un cargador portátil?

Un power bank y un cargador portátil son exactamente lo mismo cuando hablamos de baterías de bolsillo creadas para cargar pequeños dispositivos electrónicos como el teléfono móvil

Un cargador portátil es un tipo de power bank y está diseñado para cargar un número específico de dispositivos

Conclusión Final

Esperamos que después de haber observado todos los modelos que aquí te mostramos, con sus respectivas características, variedad de precio, tecnología y beneficios. Además de nuestra extensa guía, tengas una idea clara de que modelo es el que mejor te beneficia y se adapta a tus requerimientos. 

Nos despedimos no sin antes invitarlos a que revisen más de nuestras publicaciones para que estén al día en todo lo que tenga que ver con tecnología, hogar, estilo de vida, todo!, lo encontraran aquí en TOPS 10.

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *