Categorías
Belleza

Los 10 mejores irrigadores dentales, opiniones y recomendaciones

mejores-irrigadores-dentalesEstá demostrado que el cepillado solo limpia el 60% de la superficie del diente, mientras que el 40% restante se queda sin limpiar a menos que incluyas la limpieza interdental en tu rutina, ya sea mediante el uso de hilo dental o cepillos interdentales.

Sin embargo, si la mera idea de introducirte un cuerpo extraño entre las encías y los dientes te provoca estremecimiento, puesto que es incómodo, molesto, duele e incluso varios estudios sugieren que podría no llegar a ser tan efectivo como pensamos, la solución es un irrigador dental.

Según los investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Illinois, uno de cada cuatro adultos estadounidenses tiene caries no tratadas.

Además, la caries y otras infecciones dentales están consideradas como la segunda enfermedad más extendida después del resfriado común.

Por este motivo, es imperativo llevar un control exhaustivo de nuestra higiene bucal para evitar problemas de salud y los innecesarios gastos de dentista que el no hacerlo lleva asociados.

10 mejores irrigadores dentales:

  1. Oral-B Oxyjet
  2. Waterpik WP-660 Aquarius
  3. Apiker
  4. Uvistare HF-6
  5. Sowash Waterjet
  6. Morpilot
  7. Panasonic EW DJ10
  8. Waterpik Whitening WF-05EU
  9. Oral-B Waterjet
  10. Panasonic EW1211W845

1. Oral-B Oxyjet

El irrigador dental de gama media más vendido

MarcaOral-B
ModeloOxyjet
Número de boquillas4
Capacidad del depósito600 ml
Modos de limpieza4

El Oral-B Oxyjet es el irrigador bucal número 1 en ventas dentro de la gama media.

Está indicado para familias o parejas que vayan a compartir el irrigador gracias a que incorpora 4 cabezales diferentes.

Este irrigador bucal utiliza tecnología de microburbujas para llevar la limpieza dental al siguiente nivel.

Este sistema consiste en introducir burbujas de aire en el flujo de agua a presión para que elimine los restos de comida de manera más eficiente.

Ésta es la principal diferencia con respecto al modelo Oral-B Waterjet que veremos más adelante.

Otra diferencia es que tiene dos modos de funcionamiento: modo monojet para limpiar en el espacio interdental y modo giratorio para las encías, aunque este último modo es tan suave que apenas se nota el efecto masaje, funcionando más bien como un simple enjuague.

El modelo Oral B Oxyjet comparte las demás características, tiene un buen diseño, un depósito de 600 ml, 4 cabezales que se guardan en el mismo dispositivo.

Además, incluye el soporte para colocarlo en la pared del baño, algo muy útil puesto que funciona conectado a un enchufe.

Existe otra versión de esta marca que incluye un cepillo eléctrico, la Oral-B Smart 5000, en el que cambia el tipo de cepillo, pero el irrigador es exactamente el mismo que hemos analizado.

Lógicamente su precio es más elevado, pero comprar ambos juntos es más económico que hacerlo por separado.

PROS

  • Es el único con tecnología de microburbujas.
  • Tiene un compartimento integrado para almacenar los accesorios.
  • Su depósito es retráctil y no ocupa apenas espacio.
  • Es perfecto para viajar.
  • Se puede colgar en la pared

CONS

  • El motor es ligeramente ruidoso.
  • El cable de corriente puede resultar corto.
  • Funciona con pilas AA.

2. Waterpik WP-660 Aquarius

El irrigador dental de gama alta más vendido en Amazon

MarcaWaterpik
ModeloAquarius WP660
Número de boquillas7
Capacidad del depósito650 ml
Modos de limpieza10

El irrigador dental Waterpik Aquarius es sin lugar a dudas el más vendido de la plataforma online Amazon y uno de los que mejores valoraciones de los usuarios tiene.

Este irrigador dental de gama alta destaca por una eficacia capaz de eliminar el 99,9% de la placa, según asegura el fabricante, quien, además, ofrece la garantía más larga que hemos visto en un irrigador, de hasta 3 años.

Con 10 configuraciones de presión, dos modos y siete puntas, el Waterpik Aquarius es muy ajustable y uno de los que más configuraciones tiene del mercado.

Esto nos ofrece la oportunidad de encontrar la combinación de presión, pulso y tamaño de chorro adecuado para cada usuario.

Por este motivo es uno de los irrigadores dentales que más se recomienda a personas con ortodoncias y encías sensibles.

Al ser un irrigador dental estacionario, no habrá que lidiar con pilas o recargar baterías, puesto que se enchufa directamente a la pared.

Además, dispone de un espacio extra para almacenar todas las boquillas junto al tanque, algo muy útil si se desea compartir el irrigador con otros miembros de la familia.

El Aquarius es uno de los irrigadores bucales más fáciles de rellenar después de cada uso y se limpia con bastante sencillez gracias a que dispone de un tanque ancho y abierto que se quita fácilmente y que no tiene rincones ni grietas difíciles de alcanzar.

Y hablando del depósito, éste tiene una capacidad de 650 ml, que viene a durar unos 90 segundos en chorro de agua continuo, que da de sobra para limpiar toda la boca y algo más.

PROS

  • Elimina la placa en un 99,9%.
  • Dispone de un cabezal giratorio de 360º.
  • Viene con 3 años de garantía.

CONS

  • El precio es más elevado que en el resto de irrigadores.

3. Apiker

El mejor irrigador dental barato para uso familiar

MarcaApiker
ModeloFC169
Número de boquillas8
Capacidad del depósito600 ml
Modos de limpieza10

El irrigador dental Apiker está especialmente diseñado para ser usado por varios miembros de la familia, ya que incorpora un depósito de 600 ml y varias boquillas que permite que puedan usarlo varias personas.

Un total de 8 puntas diferentes acompañan a este irrigador bucal que incluyen una boquilla para la placa, una boquilla para la lengua y una punta de ortodoncia. 

En cuanto a las funcionalidades, el irrigador dental de Apiker dispone de hasta 10 modos de presión diferentes en un rango de 20 a 150 psi, con lo que cada miembro de la familia podrá elegir la configuración que más se adapte a sus encías.

La experiencia en usabilidad también es muy buena, gracias al cable enrollado extensible y el botón de encendido y apagado.

Pero sin duda, si hay algo que nos encanta es que la boquilla es giratoria 360º, con lo que usarlo es extremadamente sencillo.

Sin duda es un irrigador dental barato que cumple con todas las necesidades de una familia, es muy funcional y fácil de usar

PROS

  • Incorpora 8 boquillas diferentes.
  • La presión es ajustable y más que suficiente.
  • La boquilla es giratoria, que facilita su uso un montón.

CONS

  • Al principio cuesta dominarlo, pero al poco tiempo se aprende.

4. Uvistare HF-6

El irrigador bucal portátil barato mejor valorado

MarcaUvistare
ModeloHF-6
Número de boquillas6
Capacidad del depósito300 ml
Modos de limpieza5

El irrigador bucal de Uvistare es una de las opciones más populares entre los compradores de Amazon debido a la alta potencia que derrocha y el precio súper competitivo al que está rebajado.

Nos encontramos ante un irrigador bucal portátil con 5 modos de limpieza que corresponden a 5 niveles de presión que van de los 30 a los 110 psi, por lo que pueden usar también personas con las encías más sensibles.

Los 5 indicadores luminosos presentes en el mango indican la presión a la que está trabajando el irrigador.

A este irrigador lo acompañan 6 boquillas de repuesto, entre las que se incluyen el raspador para la lengua, el cepillo de dientes, dos boquillas para la limpieza interdental, otra para la limpieza gingival y otra más especial para ortodoncias.

Este irrigador funciona con batería recargable de 2000 mAh, suficiente para 10 días de uso usándolo dos veces al día, y la carga se lleva a cabo a través del cable USB incorporado en la caja.

Algo muy interesante en este aspecto es que tan solo tarda entre 4 y 5 horas en cargarse por completo.

En cuanto al diseño, es muy interesante que el tanque de agua se pueda desmontar.

Aunque el irrigador es completamente impermeable, con un grado de impermeabilidad IPX7, poder sacarlo para rellenarlo es mucho más cómodo que tener que hacerlo con el aparato en bloque.

Además, incorpora un bolso de viaje con cremallera, con dos bolsillos muy útil para llevar de viaje el irrigador con las boquillas y el cargador.

PROS

  • Tiene bastante presión para ser un irrigador portátil.
  • El agarre es muy bueno y pesa poco.
  • Funciona muy bien con ortodoncias.

CONS

  • La capacidad es limitada si lo van a utilizar varias personas.

5. Sowash Waterjet

El mejor irrigador bucal de grifo

MarcaSowash
ModeloWaterjet
Número de boquillas0
Capacidad del depósitoNo tiene
Modos de limpieza1

Si hay una palabra que define al irrigador dental Sowash Waterjet es “sencillez”.

Y es que pocos irrigadores bucales son tan fáciles de instalar y utilizar y requieren tan poco mantenimiento como este.

Para empezar, el irrigador Sowash Waterjet se instala directamente en cualquier grifo, puesto que viene con varios adaptadores para todo tipo de llaves.

Lo siguiente es que tampoco depende de una fuente de electricidad, ya que la potencia viene dada por la presión de nuestro grifo.

Estas dos características permiten que el tiempo de uso de este irrigador sea infinito, ya que no se gasta ni el agua, ni la batería o pilas.

Una vez esté instalado, tan solo tendremos que abrir el grifo a la potencia y temperatura que queramos y ponerlo a funcionar.

Otra ventaja es que no hace nada de ruido, por lo que podremos usarlo a cualquier hora sin molestar a nadie.

PROS

  • Funciona sin electricidad.
  • Podemos controlar la temperatura del agua.
  • No ocupa tanto espacio como los irrigadores convencionales.

CONS

  • La potencia va a depender de la presión que tenga tu grifo.
  • No trae boquillas de recambio.

6. Morpilot

El mejor irrigador dental de viaje

MarcaMorpilot
ModeloIrrigador
Número de boquillas4
Capacidad del depósito200 ml
Modos de limpieza3

Además de ser uno de los mejores irrigadores bucales de viaje, el irrigador dental Morpilot es uno de los que más destaca en todas las características que analizamos, precio, calidad, facilidad de uso y tamaño.

A este irrigador portátil lo acompañan 4 boquillas de diferentes colores para que puedan utilizarlo hasta 4 personas.

Además, se puede ajustar en 3 modos: suave para las encías sensibles, normal, que es más fuerte y funciona muy bien en ortodoncias, y a pulsos para masajear bien toda la zona de las encías.

El depósito de 300 ml es sencillo de desmontar, rellenar y limpiar y tiene la capacidad suficiente para dos usos sin necesidad de recargarlo.

Este irrigador portátil funciona con batería recargable por cable USB incluido, por lo que no tendremos que estar pendientes de pilas, como en otros modelos que hemos visto. Esta carga alcanza para usar el irrigador durante algo más de dos semanas.

Por último, gracias a su certificación de impermeabilidad IPX7, podremos usarlo y lavarlo bajo el agua sin riesgo a que se dañen sus componentes eléctricos internos.

PROS

  • La boquilla es giratoria a 360 grados.
  • Está recomendado para personas con implantes, ortodoncias y Brackets.

CONS

  • Ninguno.

7. Panasonic EW DJ10

El irrigador dental más compacto del mercado

MarcaPanasonic
ModeloEW DJ10
Número de boquillas1
Capacidad del depósito165 ml
Modos de limpieza2

El Panasonic EW DJ10 se cuela en nuestra lista de los mejores irrigadores dentales de este año en la categoría de irrigador dental más compacto por una simple y llamativa característica: es retráctil y no ocupa apenas.

Panasonic es una de las marcas más conocidas y populares en el mercado del pequeño electrodoméstico, y en el área de los irrigadores dentales tienen tres modelos que son todos inalámbricos.

Uno, comercializado como un irrigador dental de viaje y que utiliza pilas AA, y otros dos que cuentan con una base de carga.

El hilo irrigador bucal de viaje de Panasonic , el EW-DJ10 , es una alternativa bastante más barata a los irrigadores de otras marcas, sin dejar por ello de estar avalado por una marca conocida.

Su depósito de 165 ml dura unos 40 segundos y cuenta con dos ajustes de presión que emiten un consistente chorro de agua.

No es solo su portabilidad lo que lo hace idóneo para viajar; el depósito de agua también funciona como un estuche de viaje para almacenar la boquilla de forma segura y reducir la cantidad de espacio que ocupa.

Cierto es que este irrigador es un poco menos potente que los modelos recargables y tendremos que reemplazar las baterías cuando se agoten, pero tras un largo periodo de prueba, comprobamos que esto ocurre tan solo una vez al mes con un uso normal.

Por lo tanto, lo que necesitas es un irrigador bucal de viaje como complemento de tu irrigador habitual, el Panasonic EW DJ10 es la mejor opción disponible.

PROS

  • Su depósito es retráctil y no ocupa apenas espacio.
  • Es perfecto para viajar.

CONS

  • Funciona con pilas AA.

8. Waterpik Whitening WF-05EU

El mejor irrigador dental para blanquear los dientes

MarcaWaterpik
ModeloWhitening WF 05
Número de boquillas4
Capacidad del depósito650 ml
Modos de limpieza2

El uso de Waterpik Whitening WF 05 está especialmente indicados para aquellas personas que necesiten limpiar y blanquear sus dientes al mismo tiempo.

Y es que este irrigador dental ayuda a restaurar el aspecto natural de los dientes gracias a unas pequeñas cápsulas blanqueadoras que incluye.

Lo bueno de este sistema de blanqueamiento es que se lleva a cabo durante el uso del irrigador, con lo que se ahorra bastante tiempo y dinero.

Según el fabricante, utilizando un comprimido blanqueador al día, conseguiremos recuperar el tono natural de los dientes en tan solo 4 semanas.

Más allá del sistema de blanqueamiento, el irrigador es como cualquier otro de la marca Waterpik: un alta gama de excelente construcción y acabado y con funciones que lo alejan de los irrigadores más baratos.

Este irrigador tiene un flujo muy potente de agua que podremos ajustar hasta 10 modos de potencia diferentes, así como varios accesorios para una amplia variedad de afecciones dentales.

PROS

  • Muy buen irrigador en términos de rendimiento.
  • Ayuda a blanquear los dientes.
  • Gran tanque de agua para un uso continuado.

CONS

  • Ayuda a blanquear, pero no hace milagros.

9. Oral-B Waterjet

El mejor irrigador bucal para encías sensibles

MarcaOral-B
ModeloWaterjet
Número de boquillas4
Capacidad del depósito600 ml
Modos de limpieza5

El irrigador dental Oral-B Waterjet es el modelo más económico de la marca Oral-B Braun y está especialmente indicado para las personas con encías sensibles.

El motivo de esto es que no trabaja a la más alta presión, que es a la que suelen trabajar otros irrigadores de gamas más altas como el Oral-B Oxyjet.

En este caso, para algunos usuarios puede resultar una potencia insuficiente, pero para aquellos que, como decimos, tienen alta sensibilidad en las encías, es el idóneo.

Este irrigador bucal ayuda a mantener las encías sanas mediante la estimulación y el masaje, al tiempo que elimina las partículas de comida y suciedad incluso en las zonas más difíciles, pudiendo ajustar la presión en 5 niveles de fuerza diferentes.

Junto al irrigador, en la caja encontramos 4 boquillas iguales que permiten que varias personas puedan utilizar el irrigador de manera higiénica.

Aparte, el depósito es lo suficientemente grande como para abastecer a 4 miembros de una familia sin tener que rellenarlo.

En cuanto a la alimentación, funciona conectado a la corriente eléctrica y no lleva pilas ni baterías, con lo que funciona muy bien como irrigador de encimera.

PROS

  • Especialmente indicado para encías sensibles.
  • Como otros Oral-B, también incluye soporte para la pared.
  • Muy buena calidad a precio económico.

CONS

  • La potencia es escasa.
  • El motor es un poco ruidoso.

10. Panasonic EW1211W845

El irrigador que combina lo mejor de los sobremesa y los portátiles

MarcaPanasonic
ModeloEW1211W845
Número de boquillas2
Capacidad del depósito130 ml
Modos de limpieza3

Si está buscando un irrigador dental que combine las ventajas de los irrigadores de encimera con la portabilidad de un dispositivo que funciona con baterías, el irrigador bucal de Panasonic EW1211W845 es la mejor opción.

Este irrigador tiene un depósito de 130 ml que está integrado en el mango. Además, el llenado es muy sencillo y ofrece una autonomía de presión de agua de 35 segundos.

Está fabricado por una reconocida marca que ha hecho grandes avances en el sector y por eso ofrece a todos sus clientes una garantía de 2 años.

Condiciones que hacen de este irrigador una opción muy atractiva si buscamos una funcionalidad eficaz, con garantía de calidad avalada por una marca que se hace responsable durante dos años de la calidad de sus productos .

En cuanto a sus características, dispone de 3 modos de limpieza: modo jet, air in y ar soft. Estos dos últimos, añaden pequeñas burbujas de aire que masajean las encías y mejora el flujo sanguíneo.

Este dispositivo funciona con batería y no necesita cables para usarlo. Debido a que se prescinde de cables y de que es totalmente impermeable, se puede lavar directamente del grifo sin ningún riesgo.

Lo único que deberemos tener en cuenta para hacerlo, será quitarle la batería.

PROS

  • Tiene un soporte de carga donde también colocar las boquillas.
  • La boquilla es giratoria.
  • Se puede lavar en el lavavajillas.

CONS

  • La carga es lenta y la batería no es de litio.

Guía de compra

En esta guía, ahondaremos en las herramientas y dispositivos que existen actualmente para cuidar la salud bucodental y que te ayudarán a mejorar tu higiene bucal.

Más concretamente, nos centraremos en los irrigadores dentales o irrigadores bucales, analizando cada punto clave que hay que tener en cuenta antes de comprar uno.

Además, hemos analizado el mercado en busca de las mejores marcas y modelos de irrigadores dentales que existen y donde adquirirlos a buen precio para ayudarte con tu compra.

Si estás listo para llevar tu salud bucodental al siguiente nivel, sigue leyendo.

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador dental o irrigador bucal como también se le conoce, es un producto de higiene bucal que expulsa agua (o enjuague bucal) a la boca a alta presión a través de una boquilla, con el objetivo de eliminar la placa, las bacterias y los alimentos residuales que se quedan en los dientes y a lo largo de la línea de las encías.

Los irrigadores bucales son una excelente alternativa o complemento al uso de hilo dental más convencional, con el que puedes estar familiarizado.

¿Cómo funciona un irrigador dental?

En cuanto a su funcionamiento, el irrigador dental tiene dos partes principales, el depósito de agua y la bomba.

El depósito es la zona normalmente más visible y de fácil acceso, mientras que la bomba está situada dentro del cuerpo del irrigador dental.

El funcionamiento de la bomba es a través de electricidad (ya sea a través de la red eléctrica o mediante pilas o baterías).

Cuando encendemos el irrigador dental, la bomba extrae agua del depósito y la empuja hacia dentro y hacia afuera por una boquilla a alta presión para producir un chorro de agua que va directo a la boca del usuario.

Dependiendo del tipo de irrigador dental que tengamos entre manos, este chorro de agua se puede encender y apagar, regularle la presión y orientarlo en diferentes ángulos para que sea más efectivo.

Es conveniente rellenar el depósito con agua tibia, aunque con agua fría también valdrá. Además, también se recomienda incluir una parte de enjuague bucal en el agua para obtener una mayor frescura.

¿Por qué deberías usar un irrigador dental?

La limpieza dental con hilo es un proceso bastante tedioso y complicado, pero también necesario.

La simple idea de tener que pasar un hilo entre los 32 dientes cada mañana puede suponer que muchas personas terminan por eliminar este proceso de su rutina de higiene bucal y esto no es nada bueno para nuestros dientes.

Un irrigador dental facilita este proceso notablemente. Gracias a un hilo de agua lanzado a alta presión evitaremos el doloroso proceso de la limpieza con hilo dental y tendremos el mismo resultado en menos de un minuto.

Aparte de la comodidad y el ahorro de tiempo que supone usar un irrigador dental, existen otros motivos, que veremos a continuación.

Luchar contra la gingivitis

Estudios recientes han demostrado que el uso de un irrigador dental es tremendamente eficaz para eliminar la gingivitis de los dientes.

La gingivitis es básicamente un tipo de biopelícula que forma una capa gruesa de placa en la capa blanca de los dientes.

El irrigador dental ayuda a evitarla y eliminarla, puesto que se ha demostrado que funciona un 51% mejor que el método de limpieza con hilo dental para eliminar esta película bacteriana de los puntos más difíciles de alcanzar entre los dientes.

Sensibilidad de las encías

Si te preocupa que un chorro de agua pulsante pueda empeorar el sangrado de tus encías, puedes estar tranquilo.

Los irrigadores dentales de hoy en día se pueden acoplar directamente a la boquilla para ajustar la presión del agua de acuerdo con el nivel de comodidad que necesitas.

Por eso, la mayoría de los irrigadores bucales ofrecen una presión que oscila entre 5 y 90 psi.

Limpieza efectiva de tu ortodoncia

Si piensas que usar un irrigador dental puede empeorar tus dientes porque tienes aparatos de ortodoncia, permítenos desmentir este mito.

Los irrigadores bucales son el método de uso definitivo para quienes usan aparatos de ortodoncia. Gracias a un irrigador dental el agua puede acceder a áreas donde un hilo dental no puede.

Este chorro de agua tiene la presión justa para pasar fácilmente a través de los brackets y expulsar las partículas de comida atascadas sin que sientas la molestia de tener que quitar tu aparato o cepillar en profundidad.

¿Cómo configurar el irrigador dental?

Una vez que tengas entre tus manos tu nuevo irrigador dental es hora de configurarlo.

No te preocupes, puesto que la configuración previa del irrigador dental es sencilla si sigues estos pasos:

  • Llena el tanque con agua y colócalo firmemente sobre la base. También puedes llenarlo con agua tibia, puesto que te ayudará si tienes encías más sensibles.
  • Acciona el botón de encendido.

Si es la primera vez que lo enciendes, lo más conveniente es enjuagar el sistema en su totalidad.

Elige la configuración de presión más alta, apunta hacia el lavabo y enciende el irrigador.

Déjalo correr durante unos segundos para que el agua fluya por todos los conductos y se limpien del todo.

¿Cómo usar un irrigador dental?

Comenzando con el ajuste de presión más bajo, sitúate sobre el lavabo y coloca la punta del irrigador dental cerca de tus encías.

Antes de encender el irrigador dental asegúrate de que la punta de la boquilla apunta de manera que el chorro de agua salga disparado de forma paralela a tus dientes.

De esta manera protegerás el tejido sensible de tus encías mientras las limpias.

Ahora inclínate sobre el lavabo, enciende el irrigador y deja que el agua fluya por toda tu boca.

Mientras apuntas con la boquilla hacia las encías, pasa la punta lenta y cuidadosamente por todos tus dientes, limpiando tanto la mandíbula superior como la inferior a fondo.

Cuando termines, apaga el irrigador dental y utiliza el botón de expulsión para quitar la punta.

Tipos de irrigadores dentales

Los irrigadores dentales pueden venir en varias formas, tamaños y diseños.

Si bien su objetivo es desempeñar la misma función, los irrigadores bucales están diseñados o bien para montarse en una encimera o bien para ser portátiles.

En otras palabras, uno necesita alimentación de la red eléctrica durante todo el tiempo que está funcionando, mientras que el otro es inalámbrico.

Irrigadores bucales estacionarios o de encimera

Los irrigadores estacionarios o irrigadores de encimera son, por lo general, los irrigadores bucales más ricos en funcionalidades y, como su nombre indica, deben colocarse encima de una encimera o superficie similar, puesto que son más grandes, menos portátiles y requieren de red eléctrica para funcionar.

Una de las ventajas de los irrigadores bucales estacionarios es que tienen un depósito de agua más grande para un uso múltiple o prolongado, ajustes de potencia adicionales y accesorios extra.

Además, los irrigadores dentales con cable tienden a ser los más potentes y eficaces a la hora de eliminar los restos de suciedad de la boca.

Para que te hagas una idea del tamaño, por norma general, suelen ocupar el mismo espacio que ocuparía un calentador de agua tipo kettle en una cocina.

Irrigadores bucales portátiles

Los irrigadores portátiles o irrigadores inalámbricos difieren de los anteriores en que están alimentados con baterías o pilas.

Este tipo de irrigador dental es más pequeño y manejable, puesto que está pensado para ser usado con una mano y sin estar conectado a la red eléctrica a través de un cable de corriente.

Los irrigadores dentales portátiles son ideales si no tienes una toma de corriente en el baño o si planeas usarlo mientras estás de viaje.

Quizás la desventaja más grande respecto al resto de irrigadores es la dependencia de la energía portátil (pilas o baterías) y que, al tener el tanque de agua integrado en el mango, tienen una menor autonomía y menos control sobre la potencia y el flujo del agua.

Irrigadores bucales de grifo

Los irrigadores dentales de grifo se conectan a uno de los grifos de nuestro cuarto de baño.

Una de las grandes ventajas de este tipo de irrigadores es que no necesitan corriente eléctrica para funcionar y eliminan la necesidad de recargar baterías o cambiar pilas.

La desventaja es que, aunque no es complicado, tendremos que montar y desmontar el irrigador cada vez que vayamos a usarlo o asumir que dedicamos uno de los grifos de nuestro baño, exclusivamente al irrigador.

La otra es que el control de la presión se hace de manera manual, a través de la maneta del grifo.

Irrigadores de grifo VS irrigadores con depósito

¿Por qué los irrigadores dentales con depósito de agua propio dominan hoy el mercado?

A diferencia de los irrigadores de propulsores, que son aquellos irrigadores que se acoplan al grifo, un dispositivo que tiene su propio depósito y fuente de energía asegura una limpieza consistente y eficaz sin depender de la presión o caudal que tenga el grifo donde se acople.

Como regla general, estos dispositivos necesitan mucha potencia y, por lo tanto, requieren una fuente de energía para funcionar.

Esta condición puede frustrar nuestro deseo de disfrutar de un irrigador bucal para nuestra higiene si en nuestro baño no hay suficientes grifos o están lejos de la encimera del lavabo.

Ventajas e inconvenientes de los irrigadores dentales

Como todos los dispositivos de higiene bucal, el uso de un irrigador dental conlleva una serie de ventajas e inconvenientes.

Este punto es algo muy personal y con el que no todo el mundo estará de acuerdo, puesto que no todos los puntos son aplicables para todos los usuarios.

Los fabricantes los venden principalmente por la practicidad y comodidad de usar un irrigador dental frente al hilo dental de toda la vida, algo que resulta muy atractivo para muchos de nosotros. Sin embargo, no existe una evidencia clínica que respalde la venta.

Ventajas de usar un irrigador dental.

Facilidad de uso

Los irrigadores dentales son muy fáciles de usar y más agradables que el hilo dental o los cepillos interdentales. Además, no se requiere una destreza milimétrica para llegar a todos los espacios entre los dientes y las encías.

Comodidad

Los irrigadores bucales ofrecen presión ajustable y puntas con forma de ángulo, lo que generalmente se traduce en una experiencia mucho más cómoda de usar con mucho menos dolor.

Por otra parte, el sangrado de las encías es mucho menos común, puesto que es una acción mucho más suave y funciona muy bien para las personas con encías sensibles.

Velocidad

Una vez perfeccionada en la técnica y sepas cómo usar bien el irrigador dental, suele ser más rápido que usar hilo dental regular.

Limpieza mejorada

Los chorros de agua que expulsa un irrigador bucal entran incluso en los espacios más pequeños y pueden eliminar las bacterias de las partículas de alimentos que quedan por debajo de la línea de las encías, donde el hilo dental tradicional no puede llegar.

Un producto que hace el trabajo de varios

Es bastante común que se combine el uso del hilo dental con cepillos interdentales. Potencialmente, un irrigador dental podría reemplazar a ambos.

Usuarios con ortodoncia

Los irrigadores dentales son especialmente eficaces para quienes tienen aparatos de ortodoncia, ya que el agua es más efectiva y más fácil de aplicar que las técnicas tradicionales de uso del hilo dental.

Destreza y movilidad

Si tienes una destreza limitada o problemas de movilidad, un irrigador bucal te será más fácil de usar y te facilitará mucho el proceso de limpieza interdental debido al diseño y la asistencia electrónica.

Inconvenientes de usar un irrigador dental

Coste

Evidentemente, un irrigador dental es considerablemente más caro que un paquete de hilo dental y mucho menos portátil.

Se debe tener en cuenta el valor de ‘vida útil’, ya que con el tiempo su coste se reduce significativamente cuando se compara con comprar un carrete de hilo dental por unos pocos euros cada vez.

Tamaño y portabilidad

Si bien existen opciones inalámbricas más pequeñas, los irrigadores dentales de encimera o estacionarios son significativamente grandes y cuando el espacio es limitado puede parecer un artículo innecesario o una pérdida de espacio valioso en el estante.

Incluso las opciones de irrigadores portátiles son más grandes de lo que podrían ser para una maleta de viaje de fin de semana, por ejemplo.

Potencia y alimentación

Los irrigadores dentales requieren alimentación eléctrica. Esto limita en gran medida su uso y donde deben colocarse, lo que puede ser un fastidio para muchos usuarios.

Para aquellos que no tengan corriente eléctrica en un baño, existen opciones inalámbricas que implican tener que cargar las baterías o cambiar las pilas con cierta frecuencia.

Técnica

Como ya hemos comentado, existe una curva en el aprendizaje a la hora de usar un irrigador bucal.

Al principio, cuesta un poco de tiempo acostumbrarse y puede llegar a ser complicado hasta que se perfeccione el método.

Partes de un irrigador dental

Aunque cada modelo de irrigador dental tiene una serie de características que lo hacen único, hay una serie de partes que todos los irrigadores dentales tienen y que veremos a continuación.

Depósito o tanque de agua

El depósito de agua de un irrigador dental tiene la función de almacenar el agua que será disparada en forma de chorro hacia nuestros dientes y encías.

Algunos usuarios utilizan enjuague bucal diluido en agua tibia en lugar de agua fría, que actúa como antiséptico.

Este depósito suele tener una capacidad de en torno a un litro de capacidad y suele venir en colores transparentes, siendo el azul, el más común.

Boquillas de agua

Las boquillas de agua son piezas de plástico inclinadas en forma de pequeña tubería.

De aquí es de donde sale el chorro de agua a alta presión. La ventaja de estas boquillas es que son intercambiables.

Y es que, para asegurarse de que varias personas puedan hacer uso del mismo irrigador dental, los fabricantes permiten esta intercambiabilidad, así como también proporcionan boquillas de diferentes colores.

Existen, además, distintos tipos de punta para el irrigador dental, cómo boquillas para ortodoncia y otras con forma de cepillo de dientes.

Control de presión

Para controlar la presión con la que el agua llega a nuestras encías y para no dañarlas, los irrigadores bucales suelen venir con una perilla de presión.

La excepción en este caso la forman los irrigadores dentales de ducha o de grifo, especialmente los del fabricante Oral Breeze.

Estos irrigadores bucales se conectan directamente a la fuente de agua (en este caso el grifo del lavabo o de la ducha) y la presión se controla con el propio mando del grifo.

Asa

Nuevamente, a excepción de los irrigadores bucales de Oral Breeze, el asa es un elemento común en estos dispositivos.

El asa se compone de una manija con un interruptor de encendido y apagado, así como de un botón de pausa para tener un mejor control del irrigador dental.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprar un irrigador dental?

Afortunadamente, los factores decisivos a la hora de comprar un irrigador bucal son mucho menores en comparación con los que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un cepillo de dientes eléctrico .

A continuación, te enseñamos los puntos clave que debe considerar para conseguir acertar con el mejor irrigador bucal.

Ten en cuenta también que cada modelos ofrece diferentes características y accesorios, por lo que debes considerar aquellas que son más importantes para ti.

Portabilidad y espacio

La primera consideración importante a la hora de elegir un irrigador bucal es si necesitamos que sea portátil o no.

Un irrigador dental portátil será más conveniente si no dispones de una toma de corriente en el cuarto de baño o en la habitación donde lo vayas a usar y si viajas con frecuencia.

Otra consideración importante en este apartado es el espacio que ocupa. Si tienes una encimera o espacio de almacenamiento particularmente limitado para colocar y guardar el irrigador dental, el espacio que ocupa es algo que deberías tener en cuenta.

Para terminar, te recomendamos que, si la situación te lo permite, te hagas con un irrigador dental de encimera o estacionario, puesto que son los mejores.

Tamaño del depósito de agua

Los irrigadores bucales portátiles suelen tener un depósito pequeño y más adecuado para una o quizás dos sesiones de lavado dental.

El inconveniente de esto es que tendrás que rellenarlo con más frecuencia y también pueden llegar a ser un poco más incómodos de rellenar debido a su forma y tamaño.

En contrapartida, los irrigadores dentales tradicionales tienen un depósito de agua más grande y que durará varias limpiezas o permitirá un tiempo prolongado de uso sin temor a quedarte sin agua.

Los irrigadores dentales de la marca Waterpik, por ejemplo, vienen con depósitos de hasta 210 ml en las versiones portátiles y de hasta 1000 ml en los estacionarios.

La cantidad de tiempo de uso del irrigador dental también variará según la presión y el tamaño del tanque, pero por norma general esta es la relación capacidad/tiempo de uso:

  • 150 ml = más de segundos 
  • 210 ml = más de segundos 
  • 450 ml = más de 60 segundos 
  • 650-1000 ml = más de 90 segundos 

Y si el depósito se te acaba antes de que hayas terminado con tu rutina de limpieza bucal, siempre podrás volver a llenarlo y volver a empezar.

Configuración de presión ajustable

Los irrigadores bucales para encimeras suelen ofrecer una gama más amplia de ajustes de presión, desde muy suave hasta un chorro de agua más fuerte y potente.

Medida en bares, la presión puede tener entre 2 y 10 ajustes de presión que suelen ir desde 0,68 hasta 6,89 bar.

Los irrigadores dentales portátiles a su vez también ofrecen diferentes configuraciones de presión, pero a menudo el nivel de control es menos preciso, y suelen estar entre los 3,1 y 5,2 bar.

Boquilla ajustable y giratoria

Los modelos de irrigadores dentales más premium vienen con varias boquillas intercambiables de diferentes formas para diferentes tipos de usos.

Además de estos accesorios también tienen la posibilidad de contar con que esta boquilla de plástico por la que sale el chorro de agua sea ajustable y giratoria.

Esta opción es muy práctica porque permite que el cabezal de la boquilla gire y así poder ajustar la posición y el ángulo del chorro, lo que permite apuntar mejor a ciertos puntos de la boca.

Este tipo de boquillas suelen girar una totalidad de 360 grados gracias a un ajuste tipo rueda de clic.

Ruido

Al igual que ocurre con un cepillo de dientes eléctrico, la bomba del interior del irrigador dental también hace ruido. Es posible que esto suponga un inconveniente si necesitas usarlo a media noche y tienes personas durmiendo a tu alrededor.

En este aspecto, lo cierto es que las opciones portátiles tienden a ser más silenciosas que los irrigadores de encimera.

Temporizador

Muchos de los modelos que verás en la comparativa de los mejores irrigadores dentales vienen con temporizador integrado.

Al igual que en un cepillo de dientes eléctrico, un temporizador ayuda a garantizar que utilizas el irrigador bucal durante la misma cantidad de tiempo en las diferentes zonas de tu boca.

Lo más recomendable, según los expertos, es pasar al menos un minuto de tiempo utilizando el irrigador dental en cada sesión.

Gracias al temporizador podremos configurar una pausa a los 30 segundos para la parte de debajo de la boca y otra a los 60, para la parte de arriba.

Batería interna o pilas

Los irrigadores bucales alimentados con la red eléctrica tienen muchas más potencia que los irrigadores portátiles. Sin embargo, si optas por la segunda opción, deberías tener en cuenta de si te conviene más que tenga batería recargable integrada o que funcione a pilas.

Un irrigador bucal con batería interna te ahorrará bastante dinero en pilas, pero tendrás que tener a mano una fuente de corriente para cargarlo cuando la batería se agote.

Precio

Aunque el presupuesto es una cosa subjetiva, en cuestión de irrigadores dentales se cumple el “lo que pagas es lo que tienes”.

El mercado está lleno de irrigadores dentales de entre 20 y 40 euros, pero lo cierto es que se encuentran a medio camino de ser productos de buena calidad.

En su lugar, el rango de precio de entre los 45 y 70 euros te proporcionará un irrigador bucal más que decente con una buena gama de características.

Boquillas de repuesto

Aunque las especificaciones pueden variar de una marca a otra, al igual que el cabezal de un cepillo de dientes, lo más conveniente es reemplazar la boquilla del irrigador dental cada tres meses.

Aunque esto es pensar a largo plazo, merece la pena saber cuánto cuestan los repuestos antes de comprar el irrigador, para no llevarnos sorpresas en el futuro.

La mayoría de las marcas ofrecen repuestos que se pueden comprar a menudo en paquetes de dos o más unidades.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre un irrigador dental y un irrigador bucal?

Ninguna, solo el nombre. Irrigador dental e irrigador bucal son dos términos que se utilizan indistintamente porque describen al mismo dispositivo. También podrás verlos referenciados como irrigador de agua o irrigador dental con chorro de agua.

¿Qué hace un irrigador bucal?

Un irrigador bucal es un aparato que expulsa un chorro de agua para acabar con los restos de comida y suciedad que se quedan entre los dientes.

La limpieza con irrigador dental tiene múltiples ventajas en comparación con el uso del hilo dental. Esta técnica complementa el cepillado, pero no lo sustituye.

¿Cuánto tiempo debo usar un irrigador bucal?

Para conseguir la máxima efectividad a largo plazo lo más recomendable es cambiar las boquillas del irrigador cada 3 o 6 meses, puesto que pueden obstruirse o verse afectadas por residuos minerales presentes en el agua.

¿Puedo usar enjuague bucal con el irrigador dental?

Sí, se puede. Lo más conveniente es configurar la presión a una intensidad media o baja. Si vas a utilizar un enjuague tipo Listerine, mézclalo en el depósito del irrigador con agua templada a razón de 1/3 de enjuague y 2/3 de agua.

¿Se puede compartir el irrigador dental?

La respuesta es sí, pero solo si tiene boquillas intercambiables. Los irrigadores bucales a los que puedes cambiarle la boquilla son perfectos para utilizarlos por varias personas, y esta práctica es completamente higiénica, puesto que la boquilla no se comparte.

¿El irrigador dental daña los dientes o encías?

Numerosas investigaciones avalan que el uso de un irrigador bucal reduce enormemente el sangrado de las encías que se produce con el cepillado, debido a que la acción es mucho menos agresiva que la del hilo dental.

Para hacerlo correctamente es importante seguir siempre las indicaciones del fabricante.

Conclusión Final

Antiguamente, el uso de técnicas y herramientas de agua a alta presión para la limpieza bucal estaba reservada y restringida a los profesionales del cuidado dental.

Gracias a la expansión de los irrigadores dentales, la cosa ha cambiado. Gracias a ellos, ahora todos podemos disfrutar en casa de los beneficios de la limpieza bucal con agua.

La fácil disponibilidad de esta increíble tecnología ayuda a mantener la higiene dental de una manera más rápida, sencilla y sin dolor.

Lo mejor de todo es que los irrigadores dentales son compatibles con todas las bocas y tipos de dientes.

Esto se debe a que en los últimos años se ha avanzado mucho y se han incluido características como el ajuste de presión, que permite a las personas con encías sensibles, configurar el irrigador dental a su gusto.

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *