Categorías
Informática

Cosas que puedes eliminar ahora mismo de Windows 10 para mejorar el rendimiento de tu PC.

mejorar-el-rendimiento-de-tu-PC-windows-10En el artículo de hoy te vamos a enseñar a mejorar el rendimiento de tu PC con Windows 10. Tanto si eres un usuario básico como experto, te vamos a mostrar una serie de funciones innecesarias que vas a poder desactivar en Windows 10 para liberar recursos y acelerar tu PC sin necesidad de tener conocimientos técnicos y sin tener que descargar ningún software adicional.

Cuando decimos que son innecesarias, nos referimos a funciones que probablemente no estés usando (ni vayas a usar nunca) y que consumen recursos. Una vez hecho, seguro que notas la diferencia.

Lo más importante es que todo lo que vamos a hacer es reversible, por lo que, si en algún momento necesitas volver a activar laguna opción que hayas desactivado, podrás hacerlo fácilmente.

Existen herramientas de software y Scripts que, además de cambiar opciones de configuración, eliminan información que pueden hacer imposible revertir las acciones de optimización que llevemos a cabo, por lo que, recomendamos hacerlo todo de la siguiente manera.

Cómo desactivar características de Windows 10 innecesarias

Haz clic con el botón derecho sobre el Menú Inicio y después sobre Aplicaciones y características. Una vez se abra el menú de Aplicaciones y características haremos clic de nuevo en “Programas y características”, situado en la parte superior derecha de la pantalla.

Esto nos llevará a la lista de programas que tenemos instalados en nuestro PC y donde encontraremos la opción “Activar o desactivar las características de Windows”, situado en el menú izquierdo.

paso2

Al hacer clic se nos abrirá la opción de desactivar funciones de Windows 10 que no estamos utilizando o que necesitamos en nuestro sistema.

Evidentemente, muchas de las funciones que vamos a citar dependen de cada usuario y activarlas o desactivarlas será una decisión que tendrás que tomar. ¡Empecemos!

paso3

Hace tiempo que Microsoft Edge sustituyó a Internet Explorer, por lo que no hay razón para mantener este anticuado navegador consumiendo recursos del sistema. Haz clic en la casilla de activación para desactivar Internet Explorer. Evidentemente, Windows no estará muy contento con que lo elimines, por lo que te mostrará un mensaje para persuadirte antes de desactivar esta característica.

Lo siguiente que haremos para optimizar nuestro PC será hacer scroll hacia arriba hasta encontrar la pestaña “Características Multimedia”. Al desplegarla, desactiva el Reproductor de Windows Media.

¿Por qué desactivar el Reproductor de Windows Media?

Bueno, lo cierto es que existen cientos de reproductores multimedia mucho más avanzados y que funcionan bastante mejor que el reproductor nativo de Windows. Si gustas de reproducir contenido y te hace falta una de estas aplicaciones, te recomendamos el reproductor de VLC.

El reproductor multimedia de VLC trae instalados muchos más códecs de audio y vídeo, además de una serie de funciones de las que carece el Reproductor de Windows Media.

Una vez hecho esto, busca la opción Imprimir PDF de Windows y desactívala. Si tienes Microsoft Office instalado en tu ordenador, podrás exportar directamente cualquier documento a PDF sin necesidad de utilizar esta función.

Lo siguiente que vamos a desactivar es Compatibilidad de API para compresión diferencial remota. Esta característica, implementada por primera vez en Windows Vista se encarga de realizar constantemente chequeos sobre los cambios de ficheros que se encuentran en red para transferirlos entre distintos PC para consumir el mínimo ancho de banda posible transfiriendo solo la parte modificada.

Si continúas hacia abajo encontrarás la opción Windows PowerShell 2.0, la cual también eliminaremos.

Windows PowerShell es una interfaz de consola que permite realizar algunas tareas administrativas mediante comandos y scripts de manera más intuitiva que con el clásico CMD. PowerShell viene instalado por defecto para todos los usuarios, en su versión más actualizada. Sin embargo, Windows también deja habilitadas versiones más antiguas como PowerShell 2.0, una versión que ya está obsoleta y sin soporte, algo que puede originar fallos de seguridad. Por lo tanto, mejor quitarla.

 A continuación, si no haces uso de carpetas de trabajo compartidas, elimina también la característica de Cliente de Carpetas de Trabajo.

Dentro del apartado Servicios de Impresión y documentos, también podemos eliminar la de Fax y Escáner de Windows. Si la utilizas de manera regular puedes mantenerla, pero en la mayoría de los casos es una característica inútil que consume recursos del sistema.

Una vez hayamos terminado con estos pasos, hacemos clic en Aceptar y se abrirá una barra de progreso. Cuando se complete, veremos el mensaje de Windows completó los cambios solicitados y nos pedirá que reiniciemos el equipo.

Cómo desactivar Cortana en Windows 10

Lo siguiente que haremos para mejorar el rendimiento de nuestro PC será desactivar Cortana. Del mismo modo que con todo lo que hemos visto anteriormente, si utilizas esta aplicación, no la elimines.

Sin embargo, si, como a la mayoría de usuarios, todavía no te ha terminado de enamorar la asistente virtual de Microsoft, te enseñaremos dos formas de acabar con ella.

Eliminar Cortana en Windows 10 Pro

  1. En el Menú Inicio escribe “Editar directiva de grupo” y abre la aplicación en consecuencia.
  2. Ahora iremos a “Configuración del equipo – Plantillas administrativas – Componentes de Windows – Buscar” Desde este apartado podremos eliminar al asistente virtual Cortana.
  3. Para ello, haz doble clic sobre la opción “Permitir el uso de Cortana”, en la parte derecha.
  4. Se abrirá una nueva ventana en la que deberemos elegir la opción “Deshabilitada” y hacer clic en Aplicar.
  5. Del mismo modo eliminaremos las otras localizaciones en las que puede ejecutarse Cortana:
    1. Permitir usar Cortana sobre la pantalla de bloqueo.
    2. Permitir la página de Cortana en OOBE en una cuenta de AAD.
    3. Permitir el uso de la ubicación para las búsquedas y Cortana.
    4. Permitir búsqueda en la nube.
paso4

Eliminar Cortana en Windows 10 Home

Para eliminar Cortana en Windows 10 Home tendremos que utilizar el Editor de Registro:

  1. Abre la barra de búsqueda y escribe “regedit”.
  2. Cuando se abra el Editor de Registro, despliega el menú HKEY_LOCAL_MACHINE – SOFTWARE – Policies – Microsoft – Windows – Windows Search.
  3. En la parte derecha de la ventana veremos varios archivos de registro y lo que haremos será duplicarlos con información actualizada para eliminar Cortana.
  4. Para ello, haz clic con el botón derecho en cualquier parte de la ventana y después en  “Nuevo – Valor de DWORD (32 bits)”.
  5. Deberemos crear 3 valores de registro con los siguientes nombres:
    1. AllowCortana
    2. AllowCortanaAboveLock
    3. AllowSearchToUseLocation
  6. Una vez creados, haz doble clic en cada uno de ellos y especifica que la información del valor sea 0.
paso5

Una vez realizados estos pasos, si acudimos a la Configuración de Windows y entramos en el apartado de Cortana, veremos que está todo vacío.

Ajustes de privacidad

Para acceder a los ajustes de privacidad tendremos que entrar en Configuración de Windows y hacer clic en la pestaña de Privacidad o directamente escribir “Configuración de privacidad” en el Menú Inicio.

paso8

Dentro de este apartado podremos encontrar un buen puñado de configuraciones que ralentizan nuestro PC. Desde nuestro punto de vista todas las opciones que aquí te mostramos son completamente prescindibles. Sin embargo, puede haber usuarios que no quieran desactivarlas, así que, hacerlo es cosa tuya.

Permisos de Windows

Dentro de las opciones de Privacidad encontraremos varias secciones relacionados con los permisos que le damos a Windows:

  • General. Todo desactivado. Aquí se contemplan muchas de las opciones de recogida de datos para personalizar anuncios en función de las actividades que llevamos a cabo en las aplicaciones.
  • Voz. Desactivado. Si no vas a utilizar la voz para dictar a texto o comunicarte con Cortana, puedes desactivarlo sin problemas.
  • Personalización de la entrada manuscrita y escritura. Desactivado.
  • Comentarios y diagnóstico. Si no quieres enviar datos de diagnóstico a Microsoft, activa solo la opción de Datos de diagnóstico necesarios (puesto que te obliga a activar alguna de las dos). También podrás Eliminar los datos de diagnóstico de manera manual e indicarle a Windows que Nunca solicite tus comentarios (por defecto aparece en Automático).
  • Historial de actividad. Desactiva las dos casillas para que Windows no almacene ni envíe el historia de aplicaciones a Microsoft. Del mismo modo podrás eliminar cuentas Microsoft almacenadas en tu PC que no tengas en uso.

Permisos de la aplicación

En este apartado encontraremos los permisos que le damos a cada aplicación en Windows 10 en concreto. Lo más recomendable en este caso es desactivar todos los permisos e ir, aplicación por aplicación, activándolos de nuevo.

Al hacer esto, te darás cuenta del gran número de aplicaciones que tienen acceso a tu Ubicación, tu Cámara o tu Micrófono y posiblemente te cuestiones si quieres mantener ese permiso o no.

Mención especial para las Aplicaciones en segundo plano. Es conveniente revisar este listado de aplicaciones que están abiertas incluso cuando no las estamos utilizando y consumen recursos y ralentizan el sistema.

Opciones de rendimiento

Lo siguiente que haremos será configurar las animaciones y efectos en la experiencia de Windows 10, dentro de las opciones avanzadas del sistema para maximizar el rendimiento.

Para ello, deberemos abrir el Explorador de Archivos y hacer clic derecho en Este equipo – Propiedades.

paso6

Después, haz clic en Configuración avanzada del sistema para abrir las Propiedades del sistema. Dentro de las Opciones avanzadas, haz clic en la Configuración del Rendimiento.

paso7

Dentro de la pestaña de Efectos visuales tenemos un buen puñado de opciones que desactivar para mejorar la velocidad de nuestro PC. Hay que tener claro qué estamos desactivando y tener en cuenta que cada vez que lo hagamos estaremos perdiendo cosas como animaciones, sombreados y suavizados que, si bien mejoran el rendimiento del sistema, lo hacen a costa de sacrificar la apariencia.

Windows nos da la posibilidad de elegir entre 4 escenarios de configuración: dejar que Windows elija la configuración más adecuada, ajustar para obtener la mejor apariencia, ajustar para obtener en mejor rendimiento o personalizarlo nosotros a nuestro gusto.

Puesto que es muy sencillo volver a activarlos, puedes desactivarlos todos, ver qué efectos echas de menos en tu experiencia de uso y activarlos nuevamente. Al hacerlo, probablemente no notes demasiada diferencia visual, pero sí una mejora palpable del rendimiento de tu PC.

Desactivar notificaciones

Si no eres muy fan de las notificaciones de Windows, tenemos una buena noticia y es que estás a unos pocos clics de desactivarlas todas.

Para ello escribe en el Menú Inicio “Configuración de energía y suspensión”. Dentro de esta ventana, accede al apartado Notificaciones y acciones y desactívalo. Por supuesto, también podrás decidir a qué aplicaciones les das permiso para mostrar notificaciones y de qué manera se muestran.

paso9

Plan de energía de Máximo rendimiento

De vuelta a la pestaña Configuración de energía y suspensión, clicaremos sobre “Configuración adicional de energía” para crear un nuevo plan de energía de Alto rendimiento puesto que, como verás, no se encuentra como predefinido ni encontramos un desplegable donde poder activarlo.

Para ello, abriremos el Símbolo del sistema, escribiendo “cmd” en el Menú Inicio. Una vez abierto escribe el comando que te dejamos a continuación (sin las cominnas):

“powercfg -duplicatescheme e9a42b02-d5df-448d-aa00-03f14749eb61”

Al presionar ENTER aparecerá el comando seguido de las palabras “(Máximo rendimiento)”.

paso10

Ahora cierra las ventanas CMD y actualiza las opciones de energía. Ahora verás que se ha activado un desplegable en el que podremos elegir la opción “Máximo rendimiento”.

paso11

Cómo desactivar la telemetría en Windows 10

En esta sección vamos a desactivar Microsoft Compatibility Telemetry, o lo que es lo mismo, la opción que permite a Windows 10 almacene cierta información sobre nuestra actividad y lo haremos a través del Registro de Windows.

Para ello, escribe “regedit” en el Menú Inicio y accede a la siguiente carpeta:

 “Equipo\HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows\DataCollection”

En la parte derecha de la ventana crea un nuevo registro mediante clic en el botón derecho y “Valor binario de DWORD (32 bits)” al que llamaremos “AllowTelemetry”. Una vez creado, haz doble clic sobre él y establece el valor a 0.

paso12

Esto provocará que Windows deje de destinar recursos a almacenar datos de telemetría y los pueda dedicar a cosas más útiles.

Deshabilitar Tareas Innecesarias en Windows 10

 Ahora vamos a hacer unos ajustes en el Programador de Tareas para dejar de destinar recursos en ciertos procesos innecesarios.

Escribe “Programador de Tareas” en la barra de búsqueda de Menú Inicio para abrir la aplicación. Una vez dentro accede a la carpeta “Microsoft/Customer Experience Improvement Program”, dentro de la Biblioteca del Programador de tareas.

Una vez dentro desactivaremos la opción “UsbCeip” mediante botón derecho, Deshabilitar.

Esta innecesaria tarea recopila estadísticas relacionadas con USB e información acerca del equipo y las envía al grupo de ingeniería de conectividad de dispositivos de Windows de Microsoft para ayudar a mejorar la confiabilidad, la estabilidad y la funcionalidad general de USB. Como decimos, es innecesario destinar recursos a esta tarea.

También deshabilitaremos la opción superior, llamada “Consolidator” y destinada a tareas similares que USBCeip.

paso13

Una vez hecho esto nos iremos a la carpeta “Application Experience” y, del mismo modo, desactivaremos las tres opciones, destinadas a la recogida y envío de datos estadísticos a Microsoft: Microsoft Compatibility Appraiser, ProgramDataUpdater y StartupAppTask.

paso14

Conclusión

Como verás, no solamente a través de la instalación de nuevo hardware en nuestro equipo, podemos conseguir mejoras de rendimiento en nuestro PC.

Y es que, con tan solo modificar ciertos parámetros en la configuración básica de Windows 10 hemos conseguido liberar una gran cantidad de recursos que estaban en uso. Gracias a ello, conseguirás una ejecución del sistema mucho más fluida, más espacio de almacenamiento y memoria RAM disponible para otros procesos. Por otra parte, hemos eliminado el envío automático de cierta información sensible y personal hacia los servidores de Windows, con lo que también estamos ayudando a proteger nuestra privacidad.

Lo cierto es que además de estas opciones de configuración, existen trucos y consejos para mejorar el rendimiento de tu PC de las que más adelante te hablaremos en Tops10.es.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales y ayúdanos a crecer. Te recordamos que estamos a tu competa disposición en los comentarios, así como en nuestro Facebook. ¡Hasta pronto!

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *