Categorías
Hogar

¡Deja de pasar frío! Estos son los mejores calefactores de bajo consumo para el invierno de 2020

mejores-calefactores-de-bajo-consumoSe acercan los meses más fríos del año y con ellos la necesidad de calentar nuestro hogar y si no quieres tirar el dinero mes a mes en tu factura de la luz estás en el lugar correcto, porque te vamos a contar todo sobre los calefactores de bajo consumo.

Los calentadores individuales o estufas eléctricas de bajo consumo son una excelente opción cuando se trata de añadir ese poquito de calor adicional que le falta a nuestra casa para terminar de estar a gusto o para esas pequeñas estancias en las que no hay calefacción y se hace necesaria en momentos puntuales, como el cuarto de baño o el garaje.

Aunque más adelante profundizaremos más sobre el tema, te adelantamos que los calentadores de bajo consumo que están considerados energéticamente más eficientes son de tres tipos:

  • Halógenos. Proporcionan calor inmediato y son la mejor opción para calentar de frente y rápido. Suelen usarse para calentar a las personas colocadas directamente frente al calentador. Algunos de ellos cuentan con ventiladores.
  • Cerámica. Tardan más en calentarse y son portátiles, por lo que son la mejor opción para moverlos de una habitación a otra. También suelen tener ventiladores.

Aceite. Tardan más todavía en calentarse, pero son los mejores para calentar una habitación durante más tiempo, debido a que el aceite almacena calor, por lo que continúa emitiéndolo incluso después de haberlo apagado. Este tipo de radiadores no suele tener ventiladores.

Con esta información ya puedes hacerte una idea de cuál es el radiador más eficiente, pero sigue leyendo para saber más acerca de la calefacción individual y averiguar cuáles son los mejores calefactores de bajo consumo de 2020.

10 Mejores calefactores bajo consumo para el invierno:

  1. Rowenta Comfort Compact SO2330
  2. Orbegozo RRE 1810
  3. Cecotec Ready Warm 2500 Thermal
  4. Haverland RCE10S
  5. DeLonghi Nano TRNS0505M
  6. Rowenta Mini Excel ECO Safe
  7. AEG RA 5520
  8. Pro Breeze Mini
  9. Rowenta Comfort Aqua
  10. Orbegozo CV 2300 A

1. Rowenta Comfort Compact SO2330

El calefactor de bajo consumo compacto más vendido.

MarcaRowenta
ModeloComfort Compact SO2330
Potencia2.400 W
Modos de funcionamientos2
Termostato

El Rowenta Comfort Compact es el calefactor de bajo consumo más vendido y se ha convertido en la opción número 1 para la mayoría de hogares que han decidido no pasar frío este invierno.

Este calefactor de bajo consumo tiene una potencia real de 2.400 W regulable en dos posiciones con función de aire caliente y aire frío y ventilador giratorio, que distribuye el calor de manera homogénea.

El Rowenta SO2330 es un termo ventilador que no está pensado para calentar grandes estancias y mantener el calor durante mucho tiempo.

Por el contrario, demuestra excelentes resultados en habitaciones de tamaño reducido como estudios y cuartos de baño que necesitan un golpe de calor rápido.

Algo muy interesante y que hace destacar al Rowenta Comfort Compact de otros pequeños calentadores de bajo consumo es el bajo nivel de ruido que produce.

A la potencia mínima podremos activar el modo silencioso que mantiene al calefactor funcionando a un nivel de ruido de 44 dB.

Además, incluye un termostato con dispositivo mecánico anti heladas, diseñado para las épocas más frías del año y que sirve para mantener una temperatura ambiente por encima de los 0ºC.

Por último, señalar que, a pesar de ser un calefactor de bajo consumo barato, está avalado por Rowenta, una marca de origen alemán fuertemente consolidada en el mercado del pequeño electrodoméstico.

Es por eso que este calefactor ya es la opción número 1 para la mayoría de hogares que han decidido no pasar frío este invierno.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • El precio tan bueno lo convierte en un superventas.
  • El modo silencioso a 1200 W funciona de verdad.
  • Se puede usar en invierno y en verano.

CONS

  • No le encontramos ninguno.

2. Orbegozo RRE 1810

El mejor calefactor emisor térmico cerámico de bajo consumo.

MarcaOrbegozo
ModeloRRE 1810
Potencia1.800 W
Modos de funcionamientos3
Termostato

La gama Orbegozo RRE se ha consolidado como la mejor en emisores térmicos del mercado durante todo el 2020, desde los modelos más pequeños, hasta los más grandes, como es el caso del Orbegozo RRE 1810, que incluimos en nuestra lista de los mejores calefactores de bajo consumo de 2020.

Antes de nada, explicar que la diferencia que encontramos entre los emisores térmicos de esta gama se basa en la potencia y el número de módulos calefactores que tiene. En el resto de funciones, son todas iguales.

Este hecho hace que los calefactores de bajo consumo de Orbegozo sean los súper ventas de 2020, y dada la amplia gama de modelos, cada usuario puede elegir el que más se adapta a sus necesidades y dimensiones de la habitación, yendo desde los 500 W a los 1800 W.

El cuerpo de este calefactor es de aluminio, con un interior cerámico, que evita el uso de cualquier combustible (ni siquiera aceite), por lo que no genera ningún tipo de olor ni de humos.

Además, los elementos internos de este calefactor están conectados bajo la tecnología Real Warm Elements, que según el fabricante ayuda a evitar la pérdida de calor y a aumentar el rendimiento, garantizando un consumo eficiente.

El Orbegozo RRE 1810 dispone de un display digital LCD a través del cual podremos acceder a sus 3 modos de funcionamiento (ECO, Confort y Anti Hielo) y al control de la temperatura para cada día de la semana, lo que permite optimizar al máximo el funcionamiento y ayudar así a reducir el consumo eléctrico.

Este calefactor está pensado para estancias de entre 15 y 18 metros cuadrados y largos periodos de funcionamiento.

Podremos usarlo como calefactor fijo y portátil, ya que incluye tanto el soporte para la pared, como los pies fijos.

Características adicionales:

  • Programador: Sí.

PROS

  • Consume muy poco para el rendimiento que ofrece.
  • Es programable semanalmente.
  • Es el mejor calefactor de bajo consumo de esta lista.

CONS

  • Tarda un poco en emitir calor, pero lo mantiene durante bastante tiempo.

3. Cecotec Ready Warm 2500 Thermal

El mejor calefactor de bajo consumo de Cecotec.

MarcaCecotec
ModeloReady Warm 2500 Thermal
Potencia1.800 W
Modos de funcionamientos3
Termostato

No hay comparativa de mejores productos en la que la marca Cecotec no esté presente, y en el caso de los calefactores de bajo consumo no podía ser menos, con el emisor térmico Cecotec Ready Warm 2500 Thermal, que incluimos por una de las mejores opciones de calefacción de bajo consumo en relación calidad precio.

Este calefactor de bajo consumo de Cecotec funciona por inercia seca, lo que implica que no utiliza aceite u otros combustibles para producir calor.

Tiene una potencia de 1.800 W, capaz de calentar habitaciones de hasta 25 metros cuadrados de manera rápida y eficiente, ya que mantiene la temperatura durante varias horas después de haberlo apagado.

El Cecotec Ready Warm 2500 tiene 3 modos de funcionamiento, día, noche y never-frost, así como opciones de programación 24/7 y temporizador.

Todas estas opciones de configuración se llevan a cabo a través de una pantalla digital LED y el mando a distancia incorporado.

El diseño es elegante e integrable en cualquier hogar y además dispone de varios sistemas de seguridad, como el bloqueo del display, las rejillas de seguridad para evitar el acceso al interior del emisor térmico y la protección contra el sobrecalentamiento, que detiene el calefactor automáticamente para evitar accidentes.

Características adicionales:

  • Programador: Sí.

PROS

  • Excelente relación calidad precio.
  • Consumo optimizado.
  • Incluye pantalla LED y mando a distancia.

CONS

  • No está pensado para transportarlo entre habitaciones.

4. Haverland RCE10S

El calefactor de bajo consumo más completo y fabricado en España.

MarcaHaverland
ModeloRCE 10S
Potencia1.500 W
Modos de funcionamientos4
Termostato

El Haverland REC10S pertenece a otra de las gamas de calefactores de bajo consumo más valoradas y vendidas durante este año.

La RCES de Haverland cuenta con 5 modelos diferentes de emisores térmicos de fluido que van de los 600W a los 1800W.

En concreto, el Haverland RCE10S es nuestro modelo favorito de la gama, ya que cuenta con 1500 W de potencia, capaces de calentar fácil y eficientemente habitaciones de entre 15 y 18 metros cuadrados.

Nos encontramos ante uno de los modelos de calefactor de bajo consumo más completos del mercado.

Para empezar, cuenta con 4 modos de funcionamiento: Confort, Económico, Antihielo y Automático, 5 pre-programas y función BOOST, pensada para calentar muy rápidamente, ya que lo pone a máxima potencia durante 2 horas.

Por otra parte, es el único que incluye un indicador de consumo, que permite ver en cada momento el consumo real del aparato para así poder ajustarlo y optimizarlo con la máxima eficiencia.

También hemos encontrado una función exclusiva y muy interesante, la función ventanas abiertas.

Esta característica detecta cuándo hay una caída de temperatura (la mayor parte de las veces esto ocurre porque se abre una ventana) para que el calefactor se apague y no esté forzando un uso de energía desaprovechado.

Características adicionales:

  • Programador: Sí.

PROS

  • En la gama hay hasta 4 modelos con potencias diferentes.
  • Tiene tres funciones exclusivas muy interesantes.
  • La relación calidad precio es muy buena.

CONS

  • Las opciones de configuración pueden resultar complejas al principio.

5. DeLonghi Nano TRNS0505M

Un calefactor de bajo consumo silencioso y eficiente.

MarcaDeLonghi
ModeloNano TRNS0505M
Potencia500 W
Modos de funcionamientos6
Termostato

El calefactor de bajo consumo Delonghi TRNS 0505M es uno de los radiadores de aceite mejor valorados por los compradores después de un largo periodo de uso y está avalado por una marca con una larga trayectoria en los electrodomésticos de calefacción, como es DeLonghi.

Este radiador de aceite tiene una potencia de calentamiento de 500 W y está indicado especialmente para habitaciones de en torno a 15 metros cuadrados.

Nada más encenderlo solo calienta la zona de alrededor, pero a los pocos minutos va templando la habitación incluso a media potencia. Además, al ser un radiador de aceite, al apagarlo mantiene el calor residual durante bastante tiempo, cosa que maximiza la eficiencia energética.

Gracias al termostato ajustable podremos ajustar el radiador a la temperatura que necesitemos y, gracias a la función anti hielo, también se activará cuando la temperatura de la habitación baje de 5ºC.

Tampoco hace nada de ruido, porque no tiene ventilador y es pequeño y compacto, con lo que se puede transportar fácilmente entre habitaciones.

Por último, el DeLonghi Nano TRNS0505M cuenta con una configuración contra el sobrecalentamiento que apagará el radiador si la temperatura supera el rango establecido.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • Es una de las mejores opciones de calefacción eficiente de esta lista.
  • Tiene una muy buena relación calidad precio.
  • Calienta mucho, incluso a potencia media.

CONS

  • Es algo más pesado que otros radiadores de esta gama.
  • No tiene temporizador.

6. Rowenta Mini Excel ECO Safe

El mejor calefactor compacto y silencioso con función ECO.

MarcaRowenta
ModeloMini Excel Eco Safe
Potencia1.800 W
Modos de funcionamientos2
Termostato

El calefactor cerámico Rowenta Mini Excel ECO Safe es otro de los modelos de Rowenta que llaman la atención dentro de la categoría de bajo consumo, ya que incorpora una función específica para el ahorro de electricidad.

Tan solo hay que mirar a la parte superior de este calefactor para apreciar la importancia que el ahorro energético ha tenido en el diseño de este calefactor.

Y es que, al apretar el botón verde de la función ECO estaremos ahorrando un 50% de energía, siempre teniendo en cuenta el objetivo de confort de 21º y aun ajuste de potencia de 1000 W.

Pero ahí no queda la cosa, porque si necesitamos un extra de potencia, siempre podremos ponerlo a un máximo de 1800 W, que ayuda a un calentamiento más potente y rápido.

Algo a destacar también es que en el modo ECO se activa la función Silence, que reduce el nivel de ruido del calefactor a 49 dB, por lo que es muy cómodo para usarlo en situaciones en las que se requiere la ausencia de ruidos.

Por otra parte, este calefactor es muy compacto y transportable. Tan solo pesa 1,8 Kg e incorpora unas asas para que podamos cambiarlo de habitación. Para terminar, un detalle de diseño.

Este calefactor de bajo consumo permite desmontar el filtro de aire para poder lavarlo y alargar la vida útil del aparato, puesto que suele ocurrir que muchos suelen bloquearse por la suciedad y dejan de funcionar.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • Excelentes valoraciones de usuarios que llevan mucho tiempo con él.
  • Función ECO para ahorrar el 50% de energía.
  • Modo silencioso que baja el nivel de ruido a 49 dB.

CONS

  • No es completamente silencioso, pero el ruido no es molesto.

7. AEG RA 5520

El mejor radiador de aceite del mercado.

MarcaAEG
ModeloRA 5520
Potencia2.200 W
Modos de funcionamientos3
Termostato

Dentro de la categoría de los radiadores de aceite hay un modelo que destaca sobre todos los demás, por precio, valoraciones y calidad y reputación de la marca: el AEG RA 5520.

Recordemos que los radiadores de aceite están indicados para calentar estancias de tamaño medio sin que sea rápidamente, puesto que tardan unos minutos en calentarse, pero la ventaja es que retienen el calor bastante tiempo después de haberlos apagado.

Además, muchos de ellos suelen tener ruedas para poder transportarlos de manera que podamos calentar varias estancias con un solo dispositivo.

Dicho esto, nos encontramos ante un radiador de aceite de bajo consumo que es capaz de calentarse bastante rápido, dentro de sus posibilidades.

Incorpora 11 elementos calefactables regulables en 3 niveles de potencia, de 1000 W a 2200 W.

Por último, cabe destacar que gracias a sus 4 ruedas giratorias en 360º se transporta con mucha facilidad y pesa tan poco que cualquier persona puede moverlo, incluso para personas de avanzada edad.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • Alta potencia (2200 W) y termostato regulable.
  • Tiene un dispositivo de seguridad anti incendios.
  • Incorpora 4 ruedas para desplazarlo con facilidad.

CONS

  • No incluye manual de instrucciones, pero el montaje es sencillo.
  • El cable no es corto, pero no vendría mal que fuese más largo.

8. Pro Breeze Mini

Un calefactor de bajo consumo potente pero discreto.

MarcaPro Breeze
ModeloMini
Potencia2.000 W
Modos de funcionamientos4
Termostato

Barato, portátil, seguro y potente. Estos son los cuatro adjetivos que mejor describen al calefactor de bajo consumo Pro Breeze Mini.

En la guía de compra te hablábamos de por qué no hay que comprar calefactores de bajo consumo baratos y de mala calidad, y la alternativa real y duradera es este calefactor de la marca Pro Breeze.

Este calefactor de cerámica portátil está diseñado especialmente para contener mucha potencia y proporcionar un calentamiento rápido y con mayor eficiencia energética que otros calentadores de su gama.

Con apenas 18 cm de alto y 15 de ancho es capaz de proporcionar hasta 2000 W de potencia, regulable en dos posiciones y 4 modos de funcionamiento.

Además, incorpora un oscilador automático de 60º que reparte el calor de manera uniforme por toda la habitación.

Por último, a pesar del bajo precio, el pro Breeze Mini tiene algunas funciones avanzadas de seguridad que nos llaman la atención, como el interruptor anti vuelco y la protección contra el sobre calentamiento.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • Pequeño, potente y barato.
  • El oscilador automático ayuda a calentar la estancia en segundos.

CONS

  • Es un poco ruidoso.
  • No tiene apagado automático.

9. Rowenta Comfort Aqua

El mejor calefactor de bajo consumo para el cuarto de baño.

MarcaRowenta
ModeloSO6510F2 Comfort Aqua
Potencia2.400 W
Modos de funcionamientos4
Termostato

Una de las habitaciones donde más se echa un falta un golpe de calor a tiempo es en el cuarto de baño, pero ¡ojo! No todos los calefactores de bajo consumo toleran bien la humedad y las salpicaduras.

Recordemos que los calefactores tienen componentes eléctricos que, al mojarse, pueden provocar accidentes.

Por eso añadimos en nuestra lista el calefactor de bajo consumo Rowenta Comfort Aqua, porque sabemos que muchos usuarios buscan un calefactor para el cuarto de baño resistente a las condiciones especiales de humedad que se dan en esta habitación.

Este calefactor tiene protección IP21 contra salpicaduras, termostato con modo de protección anti hielo y ventilador para poder utilizarlo también en verano.

Además, el Rowenta Comfort Aqua tiene una potencia máxima de 2400 W regulable en dos opciones, así como un modo de calentamiento silencioso que mantiene el ruido por debajo de los 45 dB.

En cuanto a las medidas, es bastante compacto, ocupa muy poco sitio y es fácil de manejar.

En definitiva, en Rowenta han pensado en todo lo que le hace a un calefactor de cuarto de baño y lo han puesto en el Comfort Aqua.

Características adicionales:

  • Programador: No.

PROS

  • Calefactor especial para usarlo en el cuarto de baño.
  • Es muy compacto y manejable.
  • Tiene una potencia superior a otros de su gama.

CONS

  • No es un calefactor barato, pero sí muy duradero.

10. Orbegozo CV 2300 A

El mejor convector en relación calidad precio.

MarcaOrbegozo
ModeloCV 2300 A
Potencia2.000 W
Modos de funcionamientos4
Termostato

Si lo que estás buscando es un convector de bajo consumo para calentar rápidamente una habitación de tamaño medio o pequeño y sin tener que lidiar con el molesto sonido de un ventilador (y sin gastarte el dinero que cuestan los emisores térmicos), la mejor opción del mercado es el convector Orbegozo CV 2300A.

Como ya hemos visto, Orbegozo es una marca capaz de eclipsar a las demás en el terreno de los calefactores de bajo consumo.

Y es que tienen a la venta productos de muy buena calidad y baratos, como es el caso de este convector.

En cuanto a la potencia, tenemos 3 niveles de 750 W, 1250 W y 2000 W con termostato regulable y fusible de seguridad para evitar el sobrecalentamiento.

Esta estufa eléctrica de bajo consumo también tiene un precio muy llamativo. Y es que, por menos de 30 euros tendremos a nuestro alcance una calefacción rápida, potente, silenciosa y, también muy importante, portátil.

El peso de este convector es de apenas 2 kg e incluye asas, por lo que podremos moverlo de la cocina al salón, pasando por el cuarto de baño sin problemas.

En la gama de convectores de Orbegozo también podremos encontrarlo con modo Turbo, para un calentamiento todavía más rápido, en modelos como el Orbegozo CVT 3650 A.

Característica adicionales:

  • Programador: Sí.

PROS

  • Convector bueno, bonito y barato.
  • Pesa poco y tiene asas, por lo que se transporta muy fácilmente.

CONS

  • Es un convector pequeño, por lo que no pretendas calentar toda tu casa con él.

Guía de compra

A continuación nos adentraremos en una guía y algunos de los detalles más importantes, además abordaremos algunas preguntas frecuentes que, consideramos de vital importancia al momento de escoger el mejor calefactor para tu hogar.

¿Qué son los calefactores eléctricos?

Los calefactores o estufas de bajo consumo son aparatos eléctricos diseñados para calentar.

Esto incluye una amplia gama de sistemas de calefacción: desde los pequeños y portátiles hasta los más grandes y resistentes.

Bajo el paraguas de los calefactores eléctricos podemos encontrar de todo, desde calefactores halógenos hasta calentadores emisión térmica, que mantienen la temperatura hasta 8 horas después de haberlos apagado.

¿Cuál es el mejor calefactor de bajo consumo?

El calefactor eléctrico que mejor se adapte a tus necesidades va a depender de múltiples factores, desde el tamaño del espacio que vas a calentar hasta la frecuencia con la que utilizas ese espacio.

Hay varios tipos de estufas eléctricas, cada una con una tecnología ligeramente diferente que destaca por ser el mejor calentador de bajo consumo en determinadas situaciones.

En pocas palabras, podemos decir que para calentar rápido y de cerca, las mejores estufas de bajo consumo son los halógenos o los de cerámica.

Si necesitas calentar una habitación grande durante más tiempo, lo mejor es un calefactor de emisión térmica.

¿Cómo calcular el consumo de un calefactor?

Es muy importante saber calcular el consumo de un calefactor para saber si es bajo o no.

Por eso te vamos a explicar la forma de calcular el consumo eléctrico de calentador para que tú mismo puedas darle respuesta a la pregunta y saber así cuál se adapta mejor a tus necesidades de calor y evitar así sorpresas en la factura de la luz.

Para averiguar el consumo mensual del calefactor utilizaremos una sencilla fórmula:

Potencia de consumo (W) x número de horas al día x días de uso al mes

Suponiendo que nuestra estufa de bajo consumo tiene una potencia de 1000 W y que lo vamos usar durante 3 horas al día y durante 30 días al mes, el cálculo sería el siguiente:

1 KW x 3 horas x 30 días = 90 KW

En este caso el calefactor tiene un consumo de 90 KW al mes y lo siguiente que deberemos hacer es multiplicar estos KW por el precio del KW/h.

Aquí puedes ver el precio exacto del KW/h en el mercado regulado, pero tomaremos como referencia el precio medio de 0,11 €/KWh, en cuyo caso sería:

90 KW x 0,11€ = 9,90 €

El resultado de la estimación del coste de uso de esta estufa de bajo consumo sería de 9,90 euros al mes.

Ten en cuenta que esto es un cálculo estimado y que el precio del KW/h varía en función del horario y de la taifa que tengas contratada, pero este dato es una referencia muy útil a la hora de comprar una estufa eléctrica de bajo consumo.

¿Cuáles son los tipos de calefactores de bajo consumo?

Calefactores halógenos

También se conocen como calefactores de infrarrojos por su funcionamiento. Estos calefactores emiten rayos infrarrojos que calientan a las personas y a los objetos que se encuentran a su paso de manera inmediata.

Ventajas

Lo mejor de este tipo de calentadores de bajo consumo es que será encenderlos y empezar a notar el calor, de manera similar a la sensación que sientes al salir de la sombra a la luz en un día de otoño.

Podrás encontrar este tipo de calentadores con una gran variedad de formatos y diseños, por lo que se adaptan muy bien a cualquier hogar.

Estos calentadores son fríos al tacto, puesto que los infrarrojos no calientan demasiado el elemento calefactor ni la carcasa, con lo que son excepcionalmente adecuados para casas con niños y mascotas.

La última ventaja es que los que no tienen ventilador son muy silenciosos. Si aprecias este atributo, lo notarás.

Desventajas

La mayoría de los calefactores radiantes son más caros que otros calefactores.

Dónde y cuándo usarlos

Este tipo de calefactores de bajo consumo son ideales para calentar a las personas directamente de frente del calefactor.

Las estufas eléctricas de radiación también son ideales para lugares donde las personas permanecen inmóviles, con el salón, un dormitorio o la oficina, siempre que el calefactor pueda apuntar de manera directa a las personas.

Calefactores cerámicos

Los calefactores de cerámica o calefactores cerámicos son muy populares entre los calefactores de bajo consumo, puesto que son bastante económicos y tienen las funciones suficientes para un usuario medio y la seguridad adecuada para cualquier hogar.

Este tipo de estufas eléctricas generan calor porque el elemento cerámico de su interior se calienta y éste a su vez calienta el aire que está a su alrededor.

Este aire se dispersa generalmente a través de un ventilador y calientan la estancia a medida que el calor se aleja de la fuente, lo que se conoce como calentamiento por convección.

Ventajas

 Los calefactores de cerámica calientan los espacios pequeños con bastante rapidez y la mayoría son muy ligeros y portátiles, por lo que son ideales para moverlos de una habitación a otra.

Además, el aire de la habitación se mantiene caliente durante más tiempo que con la calefacción por infrarrojos una vez que el calefactor se ha apagado, ya que retienen más el calor.

Desventajas

Muchos calefactores de cerámica baratos suelen fallar al poco tiempo de comprarlos. Por eso te recomendamos comprar un calefactor de bajo consumo de cerámica que tenga una buena calificación y esté listado como el mejor calefactor cerámico.

Dónde y cuándo usarlos

Los calefactores de cerámica son idóneos para un uso corto en una estancia pequeña, como por ejemplo el cuarto de baño o la cocina por las mañanas antes de ir al trabajo.

También te recomendamos el uso de estos calefactores por la noche mientras ves la televisión o utilizas internet.

Calefactores de aceite

Los calefactores de aceite contienen un depósito interno que está lleno de este líquido y que se calienta gracias a un elemento calefactor. El calor producido se irradia hacia el exterior desde este depósito que además permanece caliente cuando se apaga el calentador y sigue emanando calor entre los 30 y 60 minutos posteriores.

Ventajas

Permanecen calientes durante un buen rato después de haberlos apagado.

No tienen ventiladores, con lo que son muy silenciosos y no remueven partículas de polvo.

Desventajas

Los calefactores de aceite se calientan lentamente, por lo que tardarán en llegar a la máxima temperatura y no dan calor instantáneo.

Dónde y cuándo usarlos

Este tipo de calefactores son ideales para calentar una habitación entera durante un periodo más largo de tiempo. Las zonas más comunes donde se emplean este tipo de calefactores son los dormitorios, así como otros espacios habitables y oficinas.

Convectores

Los convectores funcionan calentando el aire que pasa a través de unas resistencias térmicas. Al pesar menos, el aire asciende por convección y calienta la estancia. 

La principal característica que los diferencia de los calefactores es que no tienen ventilador.

Requieren de un alto consumo para grandes estancias y son bastante cómodos para calentar pequeñas habitaciones en muy poco tiempo. Son ligeros de transportar y no necesitan instalación, solo un enchufe.

Ventajas

Proporcionan calor de manera silenciosa, el consumo es bajo y son baratos y muy fáciles de conseguir.

Al no tener ventilador, no remueven polvo y otras partículas dañinas para la salud que se encuentran en el aire ni lo resecan demasiado.

Desventajas

No están indicados para habitaciones grandes y la gran mayoría requieren de una instalación que, aunque sea mínima, no permite trasladar el convector de una habitación a otra.

Los convectores tardan más tiempo en producir calor que los calefactores, dado que su mecanismo es más lento y más complejo.

Dónde y cuándo usarlos

Los convectores son el sistema de calefacción más adecuado para calentar pequeñas estancias de la casa en las que se vaya a permanecer durante un tiempo, dado que tardan más en calentarse.

El uso de los convectores también está indicado como complemento puntual a otros sistemas de calefacción.

También hay que tener en cuenta que no proporcionan calor instantáneo como los calefactores, por eso son más eficientes a largo plazo.

Emisores térmicos

Los emisores térmicos son sistemas fijos de calefacción de bajo consumo que funcionan conectados a la corriente eléctrica. En su interior tienen acumuladores que almacenan energía y que después la transforman y la emiten en forma de calor.

Este es el tipo de calefacción más eficiente a nivel energético a largo plazo, lo que se traduce en un bajo consumo en la factura de la luz. Son la opción más similar a los calefactores eléctricos, pero con un consumo mucho más reducido.

Además, disponen de un termostato electrónico para controlar la temperatura y el tiempo de programación y gestionar así el funcionamiento del emisor.

Por otra parte, son muy fáciles de instalar y de utilizar, con lo que suponen una solución rápida, segura y barata a largo plazo.

Podemos encontrar emisores térmicos de 3 tipos: emisores térmicos cerámicos, de fluido o secos.

Emisores térmicos cerámicos

Funcionan de manera similar a los calefactores cerámicos, pero es sin duda el sistema de calefacción más eficiente a largo plazo que podemos encontrar en el mercado.

En su interior hay un elemento cerámico que acumula calor y dispone de una gran conductividad e inercia térmica, lo que se traduce en un bajo consumo.

Son los que más tardan en alcanzar la temperatura máxima, pero también son los que retienen más el calor, por eso son los calefactores de bajo consumo más populares que existen.

Ventajas

Dada la gran inercia térmica de sus componentes cerámicos, tienen una alta eficiencia energética.

Se pueden programar para que acumulen calor durante las franjas horarias que el consumo de electricidad sea el más económico, ahorrandote dinero y evitando un consumo masivo de electricidad.

Desventajas

Son los que más tardan en calentarse, por eso se recomiendan para usos prolongados.

Estos emisores térmicos son fijos, por lo que no se pueden cambiar de habitación.

Dónde y cuándo usarlos

Están especialmente recomendados para usarlos durante más de 8 horas en estancias grandes, ya que se mantienen calientes durante más de 8 horas.

Emisores térmicos de fluido

Los emisores térmicos de fluido tienen un líquido interno que circula por la fuente de calor y se calienta uniformemente (como en los radiadores de aceite) y transmiten el calor por radiación (como los radiadores de agua).

Estos emisores térmicos están a medio camino entre emisores térmicos cerámicos y los de aluminio.

Mantienen el calor durante unas 4 horas después del apagado, por lo que están indicados para estancias de gran tamaño y un uso continuado de entre 5 y 8 horas al día.

Ventajas

Son la solución intermedia entre los emisores cerámicos y los de aluminio.

Son más baratos que los emisores cerámicos y se calientan antes.

Desventajas

Los emisores térmicos de fluido son fijos y mantienen menos el calor que los que funcionan con cerámica.

Dónde y cuándo usarlos

Como comentábamos, son la mejor opción para calentar estancias en las que se va a permanecer entre 5 y 8 horas.

Emisores térmicos de aluminio

Los emisores térmicos de aluminio, también conocidos como emisores térmicos secos tienen poca inercia térmica, por lo que se calientan muy rápido, pero también se enfrían muy rápido, en torno a una hora.

Ventajas

Los emisores secos son los modelos de emisor térmico más baratos y calientan el aire por convección, con lo que no remueven partículas en el aire.

Desventajas

Mantienen el calor por menos tiempo que otros emisores térmicos (pero siempre más que los calefactores o los convectores) 

Dónde y cuándo usarlos

Los emisores térmicos en seco o de aluminio son los ideales para calentar habitaciones durante unas 5 horas, siempre teniendo en cuenta que no son calefactores y que requerirán de un tiempo de acción

 Su uso está indicado para zonas geográficas cálidas con poco frío.

¿Qué tipo de calefactor tiene un consumo más bajo?

Ante esta pregunta hay que aclarar que la eficiencia energética de un calefactor no depende del tipo de calefactor que sea, sino del uso que se le vaya a dar.

Esto se debe a que las necesidades de calefacción no son siempre las mismas. Te lo explicamos con un ejemplo.

Un calentador eléctrico de 750 W utiliza 750 W de potencia por hora independientemente de si es radiante / infrarrojo, de cerámica, de aceite o de otro tipo.

Lo mismo ocurre con los calefactores de 1500 vatios de todos los tipos. En su caso utilizan el doble de energía que un calentador de 750 W y su funcionamiento cuesta el doble.

En la comparación anterior en la que te hablábamos de los diferentes tipos de calefactores que existen, puntualizamos en la importancia de dónde y cuándo usarlos.

El motivo de hacerlo así es que la manera de obtener el mínimo consumo es utilizando cada tipo de calefactor para lo que es.

Por lo tanto, ¿se puede decir que un calefactor halógeno tiene un consumo más bajo que un emisor térmico cerámico? Pues depende de tus propósitos.

Si lo vas a usar para calentarte los pies durante 10 minutos, el calefactor que tendrá un consumo más bajo para tus propósitos será uno cerámico o halógeno/radiador, que tenga ventilador para que en menos de un minuto notes la temperatura.

En este caso, el uso de un calefactor emisor térmico no te compensa en absoluto, puesto que tardará muchísimo más en calentarse.

Si por el contrario quieres calentar una habitación y mantenerla a esa temperatura durante horas, que ni se te ocurra utilizar una estufa eléctrica halógena porque ni te servirá para calentar la habitación y mucho menos mantendrá el calor.

El alto coste de mantenerla encendida tendrá un gran impacto en tu factura de la luz.

En su lugar, utiliza un emisor térmico fijo y aprovecha las franjas horarias en las que el precio del Kw/h es más bajo.

El acumulador integrado de este tipo de emisores mantendrá la estancia caliente durante 8 horas incluso después de haberlo apagado.

Dicho esto, la mayoría de los dispositivos de calefacción eléctrica están considerados como 100% eficientes porque son capaces de convertir toda la energía eléctrica que utilizan en calor.

Sin embargo, como ya hemos comentado, hay que tener en cuenta que nunca serán tan eficientes ni rentables como un sistema de calefacción central que funcione con gas o aceite.

¿Qué factores debo tener en cuenta antes de comprar un calefactor de bajo consumo?

A la hora de comprar un calefactor de bajo consumo, lo que más debes tener en cuenta es el tipo de uso que le vas a dar, y de ello va a depender el tipo de estufa eléctrica que más se adapta a tus necesidades y que ya hemos mencionado anteriormente.

Sin embargo, existen otras características que pueden ayudar a que te decidas por un modelo u otro y que consideramos que también viene bien tener en cuenta.

Termostato digital

Ten en cuenta que el calefactor eléctrico más barato a largo plazo siempre va a ser el que tenga unas buenas funciones de ahorro de energía.

Por eso, una estufa básica de 15 euros con control de temperatura giratorio con rueda no te va a hacer muchos favores en términos de mantener bajos el coste de su funcionamiento.

La imprecisa rueda giratoria que te obliga a elegir entre rojo o azul hace gala de lo inexacto que llega a ser al mantener un nivel de calor específico.

Por este motivo, si quieres tener la libertad y la precisión de elegir una temperatura concreta en grados, es poco probable que las estufas baratas sean la opción más adecuada.

En este caso, lo mejor es buscar un calentador eléctrico con termostato digital, ya que no solo te brindan la facilidad y exactitud de un control de temperatura de precisión, sino que también minimizan el uso de energía al garantizar que tu habitación no se sobrecalienta.

Por otra parte, si el calefactor no dispone de termostato o si quieres tener un control más preciso e inteligente, siempre puedes instalar un termostato inteligente con WiFi.

Modos de funcionamiento

Cuantos más modos de funcionamiento tenga tu nueva estufa eléctrica, más control tendrás sobre el consumo y será, por lo tanto, más bajo.

Por ejemplo, los modos anti hielo son muy útiles para cuando el nivel de temperatura desciende por debajo de cierto punto, y los calefactores con modo Eco y Confort te permitirán cambiar entre una calefacción que prioriza el bienestar o un bajo consumo.

Temporizador y programador

Otra característica fundamental para lograr un bajo consumo con el calefactor es que disponga de temporizador y programador digital.

Gracias a estos sencillos mecanismos te asegurarás de que la calefacción se enciende en el momento adecuado y la temperatura correcta.

Y más importante todavía es que también te asegurarás de que la calefacción se apaga cuando debe para no desperdiciar energía calentando habitaciones vacías.

Los calefactores con programadores son muy útiles en las habitaciones secundarias, esas que no suelen usarse todos los días, como el estudio o la habitación de invitados.

Montaje y portabilidad

A la hora de comprar un calefactor de bajo consumo tendrás que tener en cuenta si necesitarás cambiarlo de habitación o, por el contrario, se quedará fijo en una estancia.

En el caso de querer moverlo, asegúrate de que no pesa demasiado y, que sí es así, tiene ruedas o asas que te permitan moverlo con facilidad.

Además, has de tener presente que, aunque no tiene demasiada dificultad, muchos calefactores tienen que pasar por un proceso de montaje que recae en el usuario.

Esto puede ser tan sencillo como enroscarle unas ruedas o atornillarle unos soportes.

Sistemas de seguridad

Aunque estamos hablando de calefactores de bajo consumo no debemos olvidar que son aparatos eléctricos que, en la mayoría de los casos, se calientan bastante.

Por eso, muchos fabricantes incorporan sistemas de seguridad anti incendios y anti quemaduras que evitan que el calefactor siga funcionando al alcanzar cierta temperatura.

Del mismo modo, ya prácticamente todos los calefactores (sobre todo los halógenos) tienen un sistema antivuelco para evitar quemaduras con las caídas accidentales.

Por otra parte, observa si la estufa trae rejillas protectoras incorporadas que prevengan el contacto accidental con la fuente de calor.

Esta característica es fundamental para estar tranquilos mientras la estufa está encendida. 

La seguridad es un aspecto fundamental a la hora de comprar cualquier electrodoméstico, pero cobra aún más importancia cuando hablamos de estufas o calefactores eléctricos, especialmente si en nuestra casa hay niños o mascotas.

Precio

Como en todo, el precio es uno de los factores que también determinan la decisión de compra y en el caso de los calefactores te recomendamos que no escatimes, ¿por qué?

Nos resignamos a cierta inevitabilidad a la hora de comprar calefactores eléctricos baratos.

Aunque sabemos que no nos van a durar mucho y que tendrán que ser reemplazados rápidamente, es difícil resistirse a la atracción de su bajo precio de compra inicial.

Esto podría estar bien para aquellas personas que van a usar el calefactor de bajo consumo de manera muy esporádica, pero si vas a utilizar el calefactor eléctrico con cierta regularidad, es mejor invertir en un modelo de calidad.

Además, comprar un buen calefactor te ayudará a mantener bajo el coste de funcionamiento a largo plazo y a evitar los costes asociados a tener que comprar un nuevo aparato cada cierto tiempo.

Preguntas frecuentes

¿Qué potencia necesito para mi calefactor?

El tamaño de la habitación donde vayas a utilizar el calefactor de bajo consumo va a determinar la cantidad de potencia que debe tener y así asegurar unas condiciones óptimas de confort.

Una vez que tengas claro qué tipo de sistema de calefacción va a utilizar, puedes utilizar una calculadora de vatios para saber rápidamente la potencia que vas a requerir para mantener esa habitación a una temperatura agradable.

¿Cuál es el mejor calefactor para el cuarto de baño?

Por lo general, no se recomienda el uso de radiadores eléctricos o estufas en baños, porque la mayoría de los modelos no se pueden usar para secar toallas y la tentación de dejarla encima para tenerla calentita al salid de la ducha puede ser demasiado alta.

Sin embargo, los paneles infrarrojos, los calentadores de cuarzo y los toalleros eléctricos pueden resultar muy útiles en el cuarto baño, siempre que los instales en un lugar adecuado.

Todos los aparatos eléctricos tienen grado de protección IP que indica el nivel de protección que ofrecen contra partículas sólidas y agua.

El último dígito de la clasificación IP indica la protección del aparato contra el agua.

Por ejemplo, un toallero con clasificación IP IP24 tendrá un nivel de protección de 4 contra el agua, lo que significa que esa estufa de bajo consumo está protegida contra salpicaduras.

Este es el nivel mínimo que debería tener el calefactor si quieres colocarlo cerca de una fuente de agua como una bañera o una ducha.

¿Cuánto gasta un calefactor de 2000 vatios?

Un calefactor de 2000 W funcionando durante 3 horas al día y a un precio de 0,11 €/kWh gastará 0,66 € al día.

Para calcularlo multiplica la potencia por el tiempo de uso y el precio del kW/h.

Conclusión Final

Los calefactores de bajo consumo son la opción perfecta para mantener nuestro hogar calentito mientras ahorramos dinero en la factura de la luz.

Sin embargo, para acertar con el calefactor de bajo consumo tendremos que tener claras nuestras necesidades.

Como hemos visto, no nos hará falta el mismo calefactor para calentar el cuarto de baño 5 minutos mientras nos duchamos que para mantener durante horas una buena temperatura en el salón.

Esta es la principal idea que debes tener clara a la hora de comprar un calefactor de bajo consumo para este invierno.

Además, hay otras cuestiones que te ayudarán a reducir el consumo como el termostato, los diferentes modos de funcionamiento del calefactor o si dispone de temporizador y programador.

Esperamos haberte ayudado a elegir el mejor calefactor de bajo consumo para tu hogar y te invitamos a que, si nos hemos dejado pendiente algo por contar, nos lo preguntes en los comentarios.

Nuestro equipo de redactores y especialistas estará encantado de ayudarte. 

SIÓN

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *